Cinco características de una idea de negocio viable

hombre-en-la-oficina
El emprendimiento parte de una idea, sin embargo, esta idea debe superar el examen de la viabilidad. ¿Cuáles son las características que aseguran la posibilidad de llevar a la práctica ese proyecto teórico? ¿Cómo debe ser esa propuesta? En Empresariados enumeramos cinco puntos a tener en cuenta.

Concreción

En el plano teórico, pueden surgir tantas imágenes posibles que estimulan la mente como una inspiración emprendedora, que en el marco de la acción es indispensable seleccionar una opción de entre todo ese material de ideas.

Claridad

El proceso de emprendimiento ya tiene por sí mismo un nivel de complejidad intrínseca, por ello, conviene no sumar todavía más confusión al proceso por medio de una idea poco clara.

Contextualizada en el tiempo

En el plano de la imaginación todo es posible, sin embargo, en la realidad de los hechos existen límites evidentes. Y el tiempo es uno de esos ingredientes que marca un factor limitante. Una idea de negocio es viable cuando puede ponerse en marcha a corto plazo o en la fecha que el propio emprendedor se ha marcado para dar este salto profesional en su vida laboral. Pero además de poder iniciarse en el corto plazo, este proyecto también tiene potencial de crecimiento en el futuro.

Competitiva

Una idea de negocio es aquella que ofrece una oportunidad realista de beneficio al ser de interés para el público objetivo porque el catálogo cubre una necesidad identificada previamente. Esta utilidad supone también una oportunidad de consolidación en un nicho de mercado elegido en el que también existen otros negocios competentes.

gafas-y-ordenador

Rentable

El factor del beneficio es uno de los que valora un emprendedor al poner en marcha una idea de negocio, sin embargo, esta no es la única cualidad que debe tenerse en cuenta. Una buena idea de negocio es aquella que resulta rentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *