Cinco errores de marketing de los emprendedores

maquina-de-escribir-de-color-verde
Los errores de marketing no solo afectan al aprovechamiento del dinero invertido en este medio, sino también a los resultados. ¿Cuáles son los errores de marketing que pueden cometer los emprendedores en la gestión del negocio?

Minimizar el potencial del marketing convencional

En un tiempo condicionado por la comunicación inmediata de las redes sociales y el alcance de aquellos contenidos que se convierten en virales, es posible tener el prejuicio de pensar que la innovación siempre está alineada con esta dirección online. El factor sorpresa y la creatividad también pueden estar ligados a una campaña centrada en recursos de publicidad tradicional.

Diferenciación por precio

Si el precio de un producto se convierte en una fórmula de marketing frente a la competencia, el emprendedor puede poner en riesgo la propia viabilidad del negocio al romper con el equilibrio del umbral de rentabilidad.

Errores de tipografía

El marketing transmite un mensaje. Y en esta comunicación no solo importa el mensaje sino también el aspecto visual. Una información que está ligada a cuestiones específicas como la tipografía seleccionada de un soporte. Uno de los fallos habituales es no conceder a esta elección el significado que tiene pudiendo llegar a improvisar esta cuestión.

Desconocimiento de la competencia

Es muy positivo que un emprendedor tenga un conocimiento alto de su negocio, sin embargo, también es positivo que conozca el contexto en el que se ubica ese proyecto. ¿Cuáles son las características del mercado? ¿Y qué otros negocios se enmarcan en este contexto?

lapices-de-colores

Falsas expectativas

El marketing es indispensable y sería un error prescindir de la inversión en esta comunicación. Un ejemplo de falsa expectativa de marketing es aquella que promete resultados inmediatos a partir del plan de acción del marketing de contenidos aplicado al negocio. La mejora en el posicionamiento no es una consecuencia inmediata a partir de esta cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *