Claves para ser tú mismo en una entrevista laboral


La clave del éxito en la vida personal o en el terreno profesional reside en este concepto: Ser tú mismo. Es decir, tener la capacidad de mostrarte tal y como eres en cualquier contexto, y no fingir una personalidad artificial o falsa. Ser tú mismo implica tener una gran autenticidad, y dicha cualidad convence y seduce por sí misma en el ámbito empresarial, y también, en el terreno de las relaciones interpersonales.

Es lógico que en una entrevista de trabajo y en un proceso de selección, existen ciertos obstáculos que ejercen sobre ti una presión a la hora de mostrarte con naturalidad. Es decir, la presión que se siente por el miedo de no ser el elegido, los nervios excesivos, querer causar una buena impresión, a veces, se vuelve en contra del propio candidato. Relájate y disfruta de cada momento de tu vida laboral.

A la hora de ser tú mismo en una entrevista de trabajo es importante, aprender a pensar en positivo pero también, relativizar. Es decir, no dramatizar en caso de no ser el elegido, sencillamente, porque la búsqueda de trabajo implica constancia. A veces, se tienen que superar muchas entrevistas de trabajo, antes de acceder a un empleo. El punto positivo es que puedes tomar experiencia práctica en este tipo de pruebas, y por tanto, tu nivel de confianza y de seguridad también crece de una forma gradual a la hora de afrontarlas.

Para ser tú mismo en una entrevista de trabajo debes potenciar tu autoestima. Es decir, debes decirte pensamientos positivos como: “Tengo una buena formación”, “merezco optar a ese puesto de trabajo”, “tengo cualidades positivas para aportar a dicha empresa”, “he superado retos difíciles anteriormente”… En la entrevista, habla con seguridad de ti mismo y de tu trayectoria. Nadie como tú puede defender aquello en lo que crees. Por ello, tienes que creer en ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *