Claves para ser un buen vendedor


Cualquier empresa no tiene sentido sin los clientes. En este sentido, detrás del arte de vender un producto y de conectar con los clientes, existe todo un arte que no siempre resulta fácil de desentrañar. ¿Cómo puedes convertirte en un buen vendedor? En primer lugar, detectando las necesidades reales de los clientes. Este objetivo es, especialmente importante, en un tiempo de crisis económica donde los clientes se piensan mucho las cosas antes de hacer un gasto.

Y además, la mayoría de las familias han eliminado gastos que son innecesarios. Por otra parte, a la hora de elaborar una buena campaña de marketing, un spot televisivo tiene mucho más efecto que cualquier otro tipo de publicidad. Especialmente, si se elige a un rostro popular para promocionar esa marca. En este sentido, hoy día, es posible comprobar que actrices o presentadoras de televisión son imagen de diferentes firmas de moda, belleza o productos de alimentación.

Para ser un buen vendedor, es indispensable respetar la libertad individual del cliente, es decir, darle su espacio y no hacerle sentir obligado a comprar. Por otra parte, es mejor eliminar la comunicación agresiva para dar paso a la escucha activa. Es decir, el vendedor no es aquel que tiene la capacidad de hablar constantemente, sino que más bien, sabe escuchar a su cliente para hacerle sentir especial. A la hora de ser un buen vendedor no sólo es necesario tener un buen dominio de la palabra sino también, una buena comunicación no verbal. Por ejemplo, cultiva el arte de la sonrisa.

La empatía entre el vendedor y el comprador no siempre existe, sin embargo, es la clave del éxito para cualquier empresa. Por ello, es indispensable que como vendedor puedas ponerte en el lugar de los clientes y también, atender sus necesidades y sus demandas de una forma plena, abierta y responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *