Cómo acondicionar la sala de reuniones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

sala-de-reuniones
Esta estancia de la empresa es una de las más importantes como punto de encuentro para la organización. El mobiliario de una sala de reuniones da protagonismo a lo esencial: una mesa rodeada de sillas. El tamaño y el número de las sillas depende de las propias condiciones de la sala. Además, para que tus presentaciones en grupo sean más didácticas, es recomendable que la sala cuente con un proyector que puedes utilizar como un soporte de exposición de datos.

Cómo debe ser la sala de reuniones

La sala de reuniones debe contar con un buen sistema de comunicaciones. Por ejemplo, buena conexión a internet y sistema de videoconferencia. Es importante que esta sala de reuniones tenga amplios ventanales para una buena iluminación natural y un óptimo sistema de ventilación. Por otra parte, también es recomendable que la sala esté insonorizada para que las conversaciones en equipo no puedan alterar el ritmo de trabajo en otras estancias de la empresa.

Generalmente, en las salas de reuniones es recomendable que haya mobiliario acondicionado que cumpla la función de almacenaje para guardar el material de trabajo. La sala de reuniones tiene una función variada. Allí puedes organizar reuniones de trabajo, entrevista de empleo, formación y charlas. Si la sala de reuniones es amplia, algo que depende del aforo, es recomendable integrar un buen equipo de sonido. El micrófono facilita la audición de los asistentes.

Existen distintas formas de distribuir el espacio en una sala de conferencias. Sin embargo, lo ideal es hacerlo en forma de cículo o “u” para que los asistentes puedan visualizarse entre sí mientras mantienen la conversación.

sala

Otras condiciones de la sala de reuniones

Es recomendable que en la sala haya varias tomas eléctricas porque puede ocurrir que los asistentes acudan con varios ordenadores portátiles al encuentro profesional. Además, para colocar la pantalla del proyector es conveniente analizar la propia posición de la luz en la sala para evitar el reflejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *