¿Cómo defender tus ideas delante del jefe?


El jefe es el que determina en primera instancia el modo en que se dirijan a él los empleados. En el caso de una persona muy distante, entonces, se corre el peligro de que los trabajadores no tengan naturalidad a la hora de hablar con él. E incluso, puede que le tengan miedo. En el lado más negativo de esta balanza, se encuentran los casos de jefes a los que les gusta ser temidos porque asocian el miedo con el respeto necesario en el ámbito laboral.

Sin embargo, a nivel de jerarquía, un empleado se encuentra en igualdad respecto a su jefe a la hora de hablar y exponer sus propias ideas. ¿Cómo puedes exponer tus argumentos frente a tu jefe? En primer lugar, siempre es necesario hablar en primera persona, es decir, desde el “yo”. El hecho de hablar en plural, muestra sensación de inseguridad, en tanto que parece que se necesita buscar el amparo del grupo para ejercer el liderazgo.

Por otra parte, debes sentirte bien con el simple hecho de exponer tu opinión. Precisamente porque también debes aceptar que en un entorno de libertad laboral, luego el jefe puede decidir algo diferente. Ya que como jefe, puede hacerlo. El entorno ideal para exponer tus ideas es una reunión de trabajo en donde todo el mundo está más receptivo para este tipo de cuestiones. Evita hablar con tu jefe de un tema importante cuando quedan solo cinco minutos para salir de la oficina, ya que en ese caso, tendrá la mente puesta en algo diferente.

Cuando sientas muchos nervios o temor ante tu jefe, piensa directamente, que estás hablando con otra persona diferente. Por otra parte, también puedes ensayar a nivel mental aquello que le quieres decir para ganar seguridad. Tus ideas son importantes para la empresa, por ello, anímate a compartir tu talento con el resto del grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *