Cómo gestionar el correo electrónico


Por motivos laborales, muchas personas tienen una cuenta de correo electrónico. Una cuenta que merece la pena gestionar con estrategias prácticas para ahorrar tiempo y no eternizarte frente al ordenador.

En primer lugar, para gestionar bien tu correo electrónico, activa un sistema anti-spam para no recibir correo electrónico innecesario. Y en caso de recibir algún correo de vez en cuando, ni te molestes en abrirlo y dale, directamente, a eliminar. El correo electrónico es una herramienta de comunicación, por ello, debe facilitarte tu función en el trabajo y no complicarte la vida. Por ello, nunca utilices para asuntos personales tu cuenta de correo profesional. Así evitas que haya amigos que te llenen la bandeja de entrada con mails colectivos.

No mandes más correo del que sea estrictamente necesario. E intenta ser claro, breve y efectivo en tus mensajes. Cada cierto tiempo, merece la pena eliminar todo el correo antiguo, solo puedes dejar guardado aquel material que sea de verdad importante y que no quieras perderlo. Organiza tu correo electrónico de una forma efectiva porque así te resultará mucho más fácil poder encontrar cualquier dato. En el asunto del correo pon siempre un mensaje. Además de que tiene mejor imagen, en caso de que en algún momento quieras recuperar ese correo te resultará más fácil lograr tu objetivo.

Deja la gestión del correo electrónico para esos momentos en donde no tienes un asunto más urgente que llevar a cabo. Para estar seguro de que tu correo electrónico ha llegado a su destinatario puedes poner tu dirección en copia oculta. Por otro lado, en caso de que una persona tenga pendiente su respuesta, no dudes en volverle a escribir de forma amable para preguntarle. Una buena forma de terminar un correo es diciendo “quedo a la espera de su respuesta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *