Cómo negociar una colaboración como redactor freelance


Ser redactor freelance es una aventura gratificante cuando una persona tiene vocación real. Además, existen personas, como por ejemplo, Roger García, que ha creado un blog dedicado a dar consejos para profesionales con el objetivo de que los redactores freelance no se sientan solos en el proceso, poder compartir dudas e inquietudes ¿Cómo negociar una colaboración profesional como redactor freelance?

En primer lugar, en el instante en que conviertes la escritura en tu forma de vida, es muy importante que tengas en cuenta que escribir es tu trabajo. Pero en cambio, es habitual que al escribir a algunas empresas te digan que están encantados de contar con tu colaboración de una forma voluntaria. Lo más adecuado es que marques un límite y no entres en el juego de escribir como voluntario (solo en el caso de algunas excepciones) porque eres un profesional autónomo que ofrece sus servicios. Es decir, recuerda que la economía es importante para poder vivir.

Pero además, lo ideal es que tú des valor a tu trabajo. Por ello, en el instante en que te ofrezcan una colaboración voluntaria, agradece la oferta pero matiza cuáles son tus tarifas y las temáticas en las que estarías interesado en participar. Existen empresas que responden de una forma afirmativa ante una colaboración de estas características si de verdad se han interesado en el perfil de esa persona.

Por otra parte, en relación con los precios, en ocasiones, puede ser adecuado que te adaptes a las empresas para las que trabajas porque cada empresa tiene sus propios precios. En ese caso, se puede negociar una tarifa intermedia entre tus aspiraciones y lo que pretenden ofrecerte. El precio de un artículo también puede variar dependiendo de si se trata de una colaboración fija o puntual.

También puedes tener algunas ofertas por paquetes de artículos redactados. A la hora de negociar una colaboración como redactor freelance, es muy importante que en tu currículum y en tu carta de presentación, des datos de peso en relación con tu formación y con tu trabajo, para mostrar que para ti la escritura no es una afición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *