El mercado de la construcción post-covid

sector-construccion
Incluso antes del 2020, la industria de la construcción se encontraba lidiando con problemas transnacionales como la sostenibilidad, el cambio climático y la urbanización masiva y, si bien el mercado de la construcción está habituado a las recesiones cíclicas, la rapidez y la fuerza del impacto que tuvo el COVID-19 no tienen precedentes.

Los proyectos se retrasaron o cancelaron. Las cadenas de suministro estuvieron paralizadas. La salud de los empleados y subcontratistas se encontraba en constante amenaza, y en los sitios de construcción se instaló el desafío cotidiano en torno al distanciamiento social.

Las empresas que se habían visto obligadas a suspender a parte de su personal, no tenían garantías de poder volver a contar con la disponibilidad y habilidades de esos trabajadores. Financieramente, muchas empresas debieron reestructurar sus deudas, buscar nuevas fuentes de capital o arriesgarse a la insolvencia.

Sin embargo, la industria de la construcción tiene un papel vital que desempeñar en la recuperación post-pandémica de nuestras sociedades y economías por lo que un rápido retorno a la normalidad se hace urgente. Veremos aquí algunos puntos que pueden ayudar a las empresas a definir las prioridades y prepararse para cómo será la industria de la construcción después de la crisis.

Estructuración de contratos y colaboración

Trabajar con socios estratégicos es más importante que nunca. Los contratistas buscan cada vez más asociarse con clientes donde hay un mejor equilibrio de riesgo, más discusión sobre la estructuración de contratos y una alineación de valores más amplios, por ejemplo, en temas como la diversidad, el bienestar y la innovación en el lugar de trabajo.

Las empresas necesitan tener en claro sus derechos contractuales y responsabilidades de cada proyecto para minimizar las disputas posteriores. En particular, en las cláusulas que se refieran a fuerza mayor, intervención gubernamental o legislativa los cambios deben ser contemplados cuidadosamente.

A partir de la pandemia se ha reforzado para los contratistas la necesidad de ser más selectivos en los trabajos que ofertan, las condiciones que están dispuestos a aceptar y los socios con los que trabajan. Las partes interesadas están comenzando a reevaluar la asignación de riesgos incluidos los contractuales.

Existe un fuerte sentido de unidad dentro de la industria, donde todos entienden que tienen un papel que desempeñar para lograr el objetivo común de entregar los proyectos y mantener los sitios de construcción en actividad.

sector-construccion

Gestión de la cadena de suministro

Durante los primeros meses de la pandemia, muchos contratistas no pudieron siquiera obtener los materiales básicos como arena, cemento y ladrillos, así como también sufrieron la escasez de mano de obra.

Es fundamental monitorear constantemente la cadena de suministro de extremo a extremo a fin de evitar la interrupción que puede causar la falta de un producto tanto a corto como a medio plazo. Se deben también establecer planes de contingencia y estrategias alternativas para acceder a los insumos y servicios primordiales para la reactivación de los proyectos.

Muchas empresas buscan comprometerse con un número menor de organizaciones bien alineadas y observar más de cerca dónde se basan sus cadenas de suministro, buscando diversificarlas a fin de evitar tener demasiados proveedores concentrados en una sola área.

En general, hemos reconocido la importancia de la creación de una cadena de suministro flexible que pueda adaptarse rápidamente para contratar proveedores alternativos y evitar así la escasez de recursos que pueden afectar la continuidad de los proyectos de construcción.

Balance y liquidez

Hasta las principales empresas de construcción han sufrido fuertes caídas en las valoraciones de mercado durante la pandemia, lo que resulta en un contexto financiero aún más desafiante para este rubro.

Para poder comprender las necesidades financieras de una empresa es fundamental realizar un análisis exhaustivo de escenarios reales y potenciales en el contexto de las incertidumbres actuales. Se deben revisar en detalle las proyecciones para los próximos meses e identificar cuáles son las acciones de mitigación que se pueden tomar para preservar la liquidez en el corto y medio plazo.

Es fundamental revisar los documentos de préstamo para garantizar una comprensión clara de los términos y condiciones claves, los convenios y cualquier flexibilidad que pueda se obtener en los acuerdos bancarios y financieros existentes. Un compromiso proactivo con los entes financiadores permitirá negociar exenciones o reactivar negociaciones, ayudando a prevenir cualquier incumplimiento por falta de liquidez.

Por otra parte, será importante demostrar a los financiadores la capacidad de recuperación de la empresa para volver acuerdos que se acerquen a su suscripción original dentro de un período de tiempo razonable.

Las previsiones para la industria son positivas y se espera que la cartera de proyectos sea saludable en varias regiones, particularmente para proyectos de infraestructura. Los paquetes de estímulo de los gobiernos buscarán devolver la confianza al sector, y muchas autoridades públicas intentarán avanzar en el gasto en planes de infraestructura.

Para desarrollar y ejecutar una estrategia financiera que ayude a su empresa a mantenerse competitiva en el mercado, asegúrese de que su equipo de finanzas tenga información y pronósticos lo más precisos posible. Si puede superar este período con un balance sólido, estará en una buena posición para ganar participación de mercado ya que podrá ofertar trabajos futuros desde una posición de fortaleza.

sector-construccion

Diversificación e innovación

En un período de tres a cuatro días, el trabajo remoto se convirtió en la norma, y ​​algunos proyectos tenían que diseñarse desde ubicaciones remotas, lo que obligaba a los contratistas a buscar nuevas formas de trabajar para garantizar la productividad.

Ser flexible y adaptable son características esenciales durante toda crisis. La innovación debe ser adoptada en este momento para sostener alguna forma de productividad en un período de inactividad y mantenerse a la vanguardia estando listos para cuando finalmente se reanude la actividad normal.

Sin dudas, las empresas con modelos comerciales diversificados han atravesado con mejores resultados este periodo. Es probable que esta sea una lección duradera para la industria. La diversificación se volverá aún más importante y es recomendable que los contratistas exploren cómo trabajar en diferentes líneas para revertir el efecto de la reducción del flujo de trabajo en algunos sectores de la construcción.

Desde el comienzo de la pandemia, los contratistas han pensado en formas alternativas de trabajar y seguir siendo productivos. Muchas empresas han iniciado un proceso de adaptación para mitigar el impacto de COVID-19 en los negocios como por ejemplo aquellas que modificaron sus patrones de trabajo para incluir turnos nocturnos y compensar así los menos turnos permitidos durante el día. Otras, como easyalquiler, han volcado todos sus esfuerzos para proveer sus servicios en línea simplificando al cliente el trámite para obtener las mejores herramientas disponibles en el mercado.

Conclusión

Con el fin de la pandemia, las empresas se enfrentan a un nuevo mundo. El mercado ha cambiado y se dará una fuerte inversión pública y privada en infraestructura para impulsar su recuperación. Los proyectos también cambiarán y se pondrá un nuevo énfasis en la sostenibilidad y la resiliencia.

En medio de la incertidumbre continua, conseguir adjudicaciones de obras constituye el gran desafío que empuja a las empresas de construcción a adaptarse, innovar y desarrollar nuevas estrategias.

Aquellas empresas que salgan de esta crisis con las finanzas sólidas, una cadena de suministro consistente, trabajadores calificados y la capacidad de tomar decisiones en base a la recopilación y análisis de datos, estarán bien posicionadas para aprovechar las nuevas oportunidades, independientemente de cómo evolucione el mundo posterior al COVID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.