Miedo a la pérdida de poder


En el ámbito laboral surgen diferentes miedos y temores que lejos de potenciar la capacidad de un trabajador, lo limitan. El miedo a la pérdida de poder es uno de los menos conocidos, y sin embargo, es una realidad. Especialmente, claro está en aquellos jefes que tienen autoridad sobre los empleados, se han acostumbrado a mandar, son líderes de un equipo de trabajo… El miedo a la pérdida de poder es real, sin embargo, es importante tomar conciencia porque existe un momento de la vida en el que se pierde de una forma definitiva: la jubilación. En ese momento, el teléfono deja de sonar con tanta frecuencia y las relaciones también cambian.
SEGUIR LEYENDO “Miedo a la pérdida de poder”

La valentía del emprendedor


Los emprendedores son personas valientes de verdad que luchan por alcanzar sus objetivos. Pero está claro que todo valiente hace frente a un enemigo: el miedo. Pues bien, el temor puede ser racional o irracional. O lo que es lo mismo, real y basado en un hecho en concreto o imaginario. En este sentido, el temor al futuro también va acompañado de altas dosis de imaginación. Por tanto, es importante poner conciencia a cada caso, descubrir de qué tipo de temor se trata para poder evolucionar en positivo. Y controlarlo.

Analiza los puntos positivos del temor: te ayuda a ser más prudente, te aporta información sobre un posible peligro, por tanto, te permite valorar los riesgos de una decisión. De este modo, cualquier emprendedor se para a pensar las ventajas e inconvenientes a la hora de abrir un negocio.
SEGUIR LEYENDO “La valentía del emprendedor”

¿De dónde surge el miedo al fracaso?


¿De dónde surge el miedo al fracaso? Muchas personas no intentan un proyecto porque prefieren quedarse en la comodidad de lo conocido que afrontar el posible fracaso que surge del inicio de una acción. Sin embargo, aquel que no intenta un proyecto profesional no fracasa, sin embargo, tampoco triunfa.

Se queda estancado, no mejora, no crece, por tanto, vive a medias. ¿De dónde surge el temor al fracaso? Sin duda, en parte, nace del vínculo que algunas personas establecen entre éxito y valía personal. Es decir, algunos trabajadores asocian momentos de desempleo o de menos suerte en el ámbito laboral con el hecho de no ser lo suficientemente, aptos. ¿Cómo poder ir más allá de este modo de pensar?
SEGUIR LEYENDO “¿De dónde surge el miedo al fracaso?”

El miedo al ridículo te impide lograr tus objetivos


Es un miedo más universal y general de lo que parece a simple vista: el temor al ridículo supone un gran sufrimiento para muchas personas que se sienten paralizadas y víctimas de sus propios límites. En más de una ocasión, este temor se mantiene vivo porque la persona no se da la oportunidad de tener nuevas experiencias positivas.

Es decir, por ejemplo, alguien puede sufrir al hablar en público porque recuerda que en una ponencia lo pasó fatal. Sin embargo, si desde entonces, no lo ha vuelto a intentar, no se ha dado la oportunidad de generar expectativas buenas. Entre otras cosas, porque generalmente, la primera vez siempre es la más difícil, la que supone más esfuerzo y pone a prueba las debilidades de un profesional. La experiencia es un grado, nunca te olvides de este punto.
SEGUIR LEYENDO “El miedo al ridículo te impide lograr tus objetivos”

Cómo afrontar el miedo ante un posible despido


La crisis económica muestra una nueva situación. Y es que, los desempleados tienen mucha incertidumbre en relación con su futuro laboral, pero muchos trabajadores también se sienten intranquilos e inquietos en relación con un posible despido. Las estadísticas y los datos en vez de animar, terminan causando agobio y sensación de fragilidad. ¿Cómo afrontar el miedo ante un despido laboral?

En primer lugar, es fundamental pensar en el presente. No dejar que ningún tipo de inquietud te reste concentración respecto de lo más importante: el ahora, este instante.
SEGUIR LEYENDO “Cómo afrontar el miedo ante un posible despido”

No utilizar el miedo como coacción


En un momento de crisis económica, el miedo se respira en el ambiente. Muchas familias que están en desempleo tienen pánico de no encontrar otra oportunidad en un breve plazo de tiempo. Del mismo modo, aquellos empleados que de momento, siguen en plantilla, viven con el vértigo de no saber hasta cuándo durará la buena suerte. Lo cierto es que el miedo a veces, se utiliza como coacción, creyendo que produce un efecto positivo en la persona. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Se trata de una emoción que resta creatividad, ilusión, talento, capacidad de mejorar…

Pero en el ámbito laboral existen jefes de todo tipo. En este sentido, aquellos que son despóticos tienen una capacidad nula de poner en práctica la empatía, es decir, de ponerse en el lugar de otro. Del mismo modo, algunos jefes tienen un concepto tan equivocado de la autoridad que se sienten bien sabiendo que producen cierto temor en sus empleados. La realidad es que un empleado debe sentirse seguro ante su jefe para poder hablar con confianza de temas importantes.
SEGUIR LEYENDO “No utilizar el miedo como coacción”