Ideas irracionales en el trabajo


Los pensamientos pueden ser racionales o irracionales. Son racionales cuando tienen una causa concreta y lógica. Sin embargo, se tornan irracionales cuando no tienen un fundamento real o directamente, el miedo paraliza la capacidad real del trabajador. Por ejemplo, existen personas de gran talento, ideas claras y convicción que no pueden cumplir su sueño de crear su propio negocio por el temor que les produce la incertidumbre.

El hecho de que algo pueda salir mal es una realidad tan evidente como poder tocar el éxito. Por tanto, es mejor aprender a vivir el día a día en el plano profesional para no dejar pasar oportunidades que pueden hacerte sentir muy bien a largo plazo. La forma de pensar determina tus acciones. Es decir, detrás de toda acción existe una emoción y un pensamiento. Por ello, para poder potenciar tu valor como emprendedor también tienes que analizar el tipo de ideas y las emociones que experimentas en la rutina diaria.
SEGUIR LEYENDO “Ideas irracionales en el trabajo”