Las claves básicas para elegir una franquicia


La franquicia puede ser una solución para muchas personas que están pensando en abrir un negocio y lanzarse a la aventura empresarial. Desde España pueden ponerse en marcha muchas franquicias que tienen su origen en el país, pero también de grandes cadenas internacionales. Un amplio abanico que muchas veces dificulta la elección de en qué franquicia realizar la inversión.

Entre los primeros conceptos que se tienen que tener claros antes de elegir una franquicia es el interés por emprender y estar dispuesto realmente a hacerlo, además de a invertir, por lo que es fundamental conocer la solvencia y rentabilidad que puede ofrecer la franquicia, factor que debe ser fundamental a la hora de la elección.

Un concepto que también hay que tener muy claro es el know-how o cómo se hace rentable el negocio. Unos datos que habitualmente forman parte del manual de la franquicia en el que figuran informaciones sobre la administración, temas financieros, comerciales o aspectos más técnicos.

Igualmente importante a la hora de elegir la franquicia es el royalti o pago que efectúa el franquiciado a la central de forma periódica por explotar su marca, además de saber el apoyo y la asistencia de la que se va a poder disponer.

Otro dato fundamental y que influye en la decisión es el denominado canon de entrada, que es la cantidad que el franquiciado debe dar al franquiciador para iniciar el proyecto de negocio vinculado a la marca con el fin de utilizar su imagen o signos distintivos, entre otros elementos.

Y una vez hecha la elección, en la que también hay que tener muy presente la cantidad que se puede invertir o bien para la que se dispone de financiación, toca firmar el contrato que va a regir la relación legal entre las dos partes: el franquiciador y el franquiciado.

En este contrato tiene que quedar clara la autorización de la central al nuevo socio para que pueda explotar la marca, así como la obligación del franquiciado de continuar el sistema y el procedimiento de la central para hacer rentable el negocio, siguiendo las mismas pautas de seguridad y calidad marcadas por la franquicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *