Las claves de la licencia expréss


Con el fin de dinamizar la actividad empresarial, reduciendo trabas burocráticas, e impulsar la creación de empleo, así como el espíritu emprendedor, se ha puesto en marcha la licencia expréss con la que se agiliza la apertura de locales. ¿Pero qué requisitos se necesitan para poder optar a esta licencia expréss?

La licencia expréss fue aprobada a finales del mes de mayo en Consejo de Ministros para tratar de agilizar la puesta en marcha de iniciativas empresariales que sean impulsadas por pequeñas y medianas empresas y pequeños emprendedores en el ámbito del comercio y determinados servicios, de manera que puedan estar operativas en un plazo máximo de quince días.

Una medida que ha entrado en vigor el pasado mes de junio y que se aplica a todas las comunidades autónomas y cuya principal característica es la de poder acortar el tiempo que transcurría entre la inversión necesaria para abrir un negocio y su funcionamiento efectivo. Un plazo de entre 6 y 18 meses y que ahora queda en quince días.

Precisamente, esta dilatación anterior del plazo suponía una importante carga financiera para los emprendedores puesto que debían pagar un alquiler o una hipoteca y asumir los costes de financiación de la inversión sin poder iniciar la actividad hasta que se habían finalizado todas las tramitaciones y pasos burocráticos, lo que dificultaba la puesta en marcha de muchas iniciativas empresariales.

Sin embargo, ahora, con la licencia expréss, se pueden poner en marcha iniciativas empresariales en quince días para abrir locales para realizar actividades vinculadas con el comercio minorista -frutería, heladería, textil, bricolaje, librería, antigüedades, carnicería, charcutería, pollería, panadería…-, la pequeña industria artesanal, textil y calzado y para la prestación de algunos servicios como, por ejemplo, agencias de viajes, tiendas de reparación de ropa y zurcido, reparación de calzado, actividades de promoción inmobiliaria, peluquerías y centros de estética, servicios de fotocopias y servicios de enmarcación, entre otros.

Pero además de tener que realizar una actividad relacionada con estos campos, el local debe tener unas dimensiones que sean inferiores a los 300 metros cuadrados, pudiendo poner en marcha nuevos comercios o bien realizar trámites de titularidad de actividades comerciales y de servicios. Igualmente, la licencia expréss se puede aplicar a los procedimientos de habilitación o de cambio que se hayan iniciado con anterioridad a la entrada en vigor de esta nueva normativa.

Si se cumplen esos requisitos, se puede pasar a ese procedimiento de la licencia expréss que se basa en sustituir el procedimiento de solicitud de licencias municipales a priori y la revisión municipal por un régimen de presentación de declaraciones responsables que son anteriores a la actividad.

Además, con la licencia expréss es el prestador del servicio el que manifiesta de forma explícita que cumple los requisitos que el ayuntamiento exige para su rama de actividad, de los que deberá estar al tanto antes de que comience el trámite.

Y también se debe hacer el pago del tributo correspondiente, quedando ya la habilitación lista, pero sujeta a una inspección que se realizará con posterioridad y que hay que superar adecuadamente.

No obstante, cabe tener presente que en algunos casos se puede pedir un proyecto técnico que este firmado por un arquitecto.

Emprendedores, Legalidad,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *