Las posibilidades de negocio de América Latina para las franquicias


Las franquicias como cualquier otra empresa también necesitan nuevos mercados para expandirse. Y, hoy en día, América Latina es una buena opción para gran parte de las franquicias puesto que gran parte de ellas comercializan productos y ofrecen servicios que están siendo muy demandados por sus ciudadanos. Evidentemente, no todos los países ofrecen las mismas posibilidades.

Principalmente, los países de América Latina que ofrecen mejores perspectivas de negocio y de expansión para las empresas son los situados en la zona Sur del continente, así como los países emergentes, según el informe de Erpasa Consulting.

Brasil

Dentro de estos países, Brasil merece una mención aparte, puesto que es un mercado interesante para las franquicias. Tan sólo el país concentra el 40% de las franquicias de Latinoamérica. Además, la ventaja es que su mercado de grandes dimensiones con una población de alrededor de 196 millones de habitantes.

Una cifra que supone que es un mercado mucho mayor que el de España, país que tiene una población de alrededor de 47 millones de habitantes, siendo casi cuatro veces Brasil la población española. Un motivo por el que es un gran mercado para las empresas y las franquicias que pueden desarrollar allí su negocio y multiplicar su número de centros ya sean propios o franquiciados.

Las buenas perspectivas económicas y de crecimiento del país, así como los próximos eventos que va a celebrar como los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol abren también nuevas oportunidades para las franquicias, que se pueden ver igualmente beneficiadas de un aumento de la población durante la celebración de esos eventos, así como por la llegada de profesionales.

Otros países

Además de Brasil, hay otros estados latinoamericanos con oportunidades interesantes como es el caso de Colombia que presenta favorables perspectivas de crecimiento, así como Venezuela, México o Chile por su coyuntura económica y la demanda de consumo que están registrando.

Unos países que suponen ya, junto con Brasil, en torno a los 60.000 puntos de venta propios o franquiciados y alrededor de 15.000 millones de euros de facturación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *