Mejora tus habilidades para hablar en público

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Una de las competencias prácticas necesarias en la experiencia profesional de cualquier emprendedor es tener confianza en uno mismo para hablar en público. Este es justamente uno de los temores universales, no solo de los emprendedores. El miedo a hablar en público está vinculado con el temor a la crítica o incluso, con la inseguridad de ser descubierto en el desconocimiento de un tema en concreto. La buena noticia es que el miedo a hablar en público se supera a través de la práctica de la experiencia.

Observar a otras personas cuando hablan en público

Observar a otras personas en situaciones concretas como la defensa de una tesis doctoral o una conferencia, aporta el aprendizaje de poder observar su ejemplo. Cada ponente tiene su propio estilo de comunicación. Mediante la observación, también puedes modelar las actitudes de aquellos profesionales a los que admiras.

Al igual que a través de tu experiencia como oyente, también tomas conciencia de qué es aquello que te aleja más de un orador: un tono de voz monótono, un ritmo de exposición desestructurado, no respetar los tiempos establecidos de inicio y fin de la conferencia… Cuando asistas a ponencias en congresos y eventos profesionales, puedes anotar en un cuaderno tu balance sobre las fortalezas del ponente y sus debilidades (áreas de mejora). Intenta escuchar también vídeos de grandes oradores a través de Youtube.

Cómo ensayar tu ponencia

Cuando ensayes tu ponencia en casa o en tu despacho, lee el guión que has preparado en voz alta. Esto te permite escucharte a ti mismo. Puedes preparar tu escrito y llevarlo anotado en un papel pero también puedes realizar un esquema que contenga los puntos principales que quieres exponer y que te permita seguir tu exposición de una forma estructurada pero con un mayor nivel de improvisación.

Es muy importante que tengas un correcto control de la respiración, aprovechando los puntos y las comas para tomar aire. También es positivo que adaptes tu ritmo al oyente. Tú sabes de lo que vas a hablar porque has preparado tu conferencia pero él va descubriendo tus palabras en ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *