Qué hacer para que la web se vea bien en la tele


Cada vez los televisores ofrecen más prestaciones y una de ellas es el acceso a Internet. Un aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar la página web de la empresa para que pueda verse correctamente no sólo en los ordenadores y otros dispositivos con conexión a Internet, sino también en las pantallas de los televisores.

Para optimizar la web para un televisor se pueden seguir una serie de pasos. El fundamental es tener en cuenta para su diseño las dimensiones de las pantallas de los televisores, que suelen ser más grandes, en general, que el monitor del ordenador.

También hay que tener presente la resolución, puesto que una pantalla de TV no tiene por qué tener una resolución muy alta, siendo precisos menos píxeles, a pesar de tener un mayor espacio para diseñar.

Igualmente importante es prestar atención a la funcionalidad de la web, dado que el televisor es un aparato que tiende a compartirse, a diferencia de móviles o tablets, así como contemplar posibles actividades sociales, dado que muchos televisores también permiten el acceso a redes sociales como Facebook o Twitter.

Otra de las claves para optimizar la web para la pantalla del televisor es despiezar más el texto de lo que se hace en una web, aparte de emplear un tamaño de letra más grande para que pueda leerse mejor y, si se incluyen, gráficos o fotos, asimismo deberán tener mayores dimensiones.

Siempre que se pueda, es conveniente utilizar sonido para mejorar la experiencia televisiva, porque puede ser más monótono navegar por una web silenciosa en un televisor que en una pantalla de ordenador.

Finalmente, hay que tener presente el movimiento porque los usuarios lo esperan en el televisor, siendo importante que la web sea muy dinámica e incluya animaciones u otros elementos que reflejen movimiento, aparte adaptarse al rendimiento porque, si una web tiene mucho JavaScript, puede ir más lenta o que no funcione, o al menos no lo haga adecuadamente en la televisión.

Y, por supuesto, no hay que depender del almacenamiento local, puesto que el televisor no tiene una capacidad de almacenamiento significativa en la que los usuarios puedan guardar ficheros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *