¿Qué relación existe entre sueldo y felicidad?


¿Te gustaría ganar un gran sueldo o trabajar en algo que de verdad te gusta? Ambas cosas no deberían ser incompatibles, sin embargo, en ocasiones, así sucede. Un aumento de sueldo, por ejemplo, produce una felicidad momentánea en un trabajador igual que sucede en el caso de una persona que le ha tocado la lotería. Después de solo unos meses, el grado de felicidad vuelve a ser el mismo que se tenía antes del aumento de fortuna económica. En la sociedad actual, en medio de la crisis económica, el orden de prioridades ha cambiado. Ahora se valora mucho más mantener el puesto de trabajo que pensar en un aumento de sueldo.

Pero además, también existen otras formas que las empresas tienen para motivar a los empleados. Como por ejemplo, ofrecer servicios de coaching a los trabajadores o también, subvencionar la formación de los mismos. El dinero si es muy importante para aquellas personas que tienen una motivación en base al logro. Pero existen otros tipos de motivación: por posicionamiento, es decir, en este caso, el trabajador necesita sentir que destaca y que tiene una función importante. Y también, existe motivación por afiliación, en este caso, se basa en el sentimiento de pertenencia a un equipo.

Siempre se dice que el dinero no da la felicidad pero ayuda. Por tanto, un sueldo digno también motiva y aporta satisfacción a una persona que se siente valorada por aquello que hace. Existen otras formas de motivar a los trabajadores y muchas de ellas son muy económicas, de hecho, son gratis: el reconocimiento implica alimentar la autoestima del trabajador a través de las caricias positivas. Aunque el dinero es necesario para vivir, no todas las personas dan el mismo valor al dinero, por ello, dependiendo del valor que le dé cada persona, varía también la relación entre economía y felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *