Tener una relación positiva con el jefe

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En más de una ocasión, un empleado se decide a dejar su trabajo en una empresa por tener una mala relación con el jefe. Y es que, la realidad es que tener este problema laboral tiene una gran influencia en la falta de motivación y en el malestar que muchas personas arrastran en su día a día en la oficina. Sin embargo, merece la pena tener en cuenta que la relación jefe-empleado es una relación humana, en la que como tal, interfieren aspectos habituales como la falta de comunicación, la falta de empatía o el no entendimiento.

Por ello, y por básico que parezca, lo primero que debe tener claro cualquier trabajador de una empresa es el rol que ocupa. Es decir, un empleado debe obedecer porque el jefe es el que tiene la última palabra sobre los aspectos importantes. Otro tema es que cualquier jefe inteligente descubre que el rendimiento de un empleado es mayor cuando trabaja en libertad y aprende a delegar. Es decir, las personas, generalmente, actúan de una forma muy responsable cuando se confía en ellas.

Para mejorar la relación con el jefe lo más importante es no ir acumulando rencores innecesarios sino empezar de nuevo con cierta frecuencia para dejar de lado esas broncas que tal vez, sean inmerecidas. Por otra parte, también es importante centrarse en uno mismo, es decir, mejorar las propias capacidades y la profesionalidad. Pero es esencial aprender a ver las críticas como algo positivo. Cuando alguien ya no te corrige es que ya no espera nada de ti.

En cambio, cuando alguien se molesta en decirte que tal vez podrías hacer las cosas de otro modo es que confía en tu capacidad y en tu poder de superarte a ti mismo. El jefe es una persona a la que se debe respetar pero nunca tenerle miedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *