Tipos de tests en un proceso de selección

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Al igual que hay diferentes tipos de entrevistas según el entrevistador, en un proceso de selección el candidato a una vacante puede encontrarse con la realización de diferentes pruebas o test, que también son variados. Habitualmente, estas posibilidades se ciñen a cuatro tipos.

De hecho, son los más habituales y se corresponden con pruebas sobre la personalidad, la inteligencia y aptitudes, sobre conocimientos profesionales o idiomas o bien para conocer el comportamiento futuro de una persona.

Tipos de test

Uno de los test más habituales dentro de un proceso de selección es el de personalidad. El objetivo de esta prueba no es otro que el de conocer las características personales del candidato principalmente en aspectos como la iniciativa que tiene, la introversión o el autocontrol.

Es un tipo de prueba en el que caben varias opciones a su vez si se atiende al tipo de respuesta que se facilita, puesto que en ocasiones se ofrecen varias posibilidades, mientras que en otros sólo se permite que el candidato elija entre un “sí” o un “no”. Otra variante es que la respuesta sea libre. Pero sea cual sea el caso, es conveniente elegirla bien para que sea un fiel reflejo de la personalidad que se tiene.

Vinculado también con la personalidad y el comportamiento de una persona se halla el denominado test proyectivo. En este caso, el objetivo principal es de averiguar cuál sería el comportamiento futuro del candidato a la vacante, aparte de detectar aspectos que suelen permanecer más ocultos en la personalidad de cada candidato. Con este tipo de pruebas, se puede detectar si se tiene tolerancia a la frustración o si se controlan las emociones.


Otro tipo de prueba muy común en un proceso de selección son los test que están relacionados con la inteligencia, que también se conocen como test de aptitudes o test psicotécnicos. Evidentemente, aquí se busca conocer el nivel intelectual del candidato a través de una serie de preguntas que se tienen que responder en un espacio de tiempo limitado, por lo que se suele precisar tener una cierta agilidad mental. De esta manera se miden a su vez otras variables como su capacidad de respuesta, velocidad de reacción o coordinación. Preguntas tipo de esta prueba son todas aquellas que exigen memoria, razonamiento o analizar un factor numérico o verbal, entre otras posibilidades.

Finalmente, también cabe hablar de las pruebas de conocimientos profesionales o de idiomas en las que se tiende a poner casos prácticos que el candidato tiene que resolver o abordar y que están relacionadas con su área de conocimiento y profesión. En el caso de los idiomas, el test escrito se suele complementar con alguna prueba oral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *