Técnicas para aumentar tu motivación emprendedora durante el verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La percepción vital de una persona respecto de su realidad varía a lo largo del año. El verano, gracias al aumento de las horas de luz solar y al incremento de vida social, revitaliza el optimismo y la confianza de emprendedores, trabajadores y desempleados. El verano es un tiempo de preparación hacia el comienzo de un nuevo ciclo en el mes de septiembre. ¿Cómo liberarte del estrés y aumentar tu motivación emprendedora durante el verano?

El descanso tiene que ser real

En primer lugar, para aumentar la motivación y desconectar del estrés laboral, el descanso tiene que ser real al cien por cien, de lo contrario, la vuelta al trabajo suma todavía más cansancio. Para descansar durante las vacaciones de verano es importante que reduzcas al mínimo tu contacto con la tecnología. Aprovecha la mañana para hacer las gestiones pendientes que tengas que llevar a cabo y disfruta durante el resto del día, de planes al aire libre que potencian el contacto con la naturaleza.

Es en este tipo de entorno cuando la creatividad mental se potencia al máximo. La explicación de este hecho se debe a que en el contacto con la naturaleza se potencia también el carpe diem y el infinito bienestar de respirar aire sano te hace sentir fuerte y capaz.

El verano es un tiempo de balance

El verano es el momento oportuno para hacer balance y hacerte preguntas: ¿Cuál es tu grado de satisfacción con tu situación laboral a nivel presente? ¿Qué pasos crees que te separan del estado deseado? ¿Qué puedes hacer para llegar hasta ese punto?

Además, también es importante que para cerrar el capítulo del ciclo anual hagas un inventario de objetivos cumplidos que han sido importantes para ti y te sientes satisfecho por ello. A continuación, elabora una lista de cinco objetivos que te gustaría cumplir en el trimestre de septiembre a diciembre.

Desde tu punto de vida presente, realiza el método Dafo: ¿Cuáles son las debilidades, las fortalezas, las amenazas, las oportunidades que plantea tu situación actual? Realiza este ejercicio en papel para tener una visión a modo de esquema.

Revisa hábitos negativos

Es importante revisar hábitos negativos para poder establecer cambios. Un hábito negativo posible en muchos emprendedores es el de prolongar la jornada laboral hasta tarde y retrasar el momento del descanso. El cuerpo tiene memoria, por tanto, es importante mantener unos hábitos saludables que respeten las necesidades reales de descanso a nivel cuerpo y mente.

Del mismo modo, también conviene revisar los hábitos de alimentación para establecer cambios. Respetar los tiempos de las comidas como un premio al esfuerzo realizado a lo largo de la jornada es una premisa básica. El trabajo no debe impedirte cuidar de ti mismo cuando tú eres más importante.

Cursos de formación

La formación es uno de los recursos más útiles para renovar la motivación profesional gracias al empuje que aporta el aprendizaje constante. Puedes estar muy atento a la oferta de cursos de verano de las universidades y también, a los programas de cursos ofertados en las escuelas de negocios y centros a partir del próximo mes de septiembre. Anímate a hacer un curso que te ayude a salir de tu zona de confort.

Empezar de nuevo

El mes de septiembre produce la sensación de empezar de nuevo a nivel psicológico. Esta sensación es muy gratificante a la hora de hacer borrón y cuenta nueva. En ese caso, elabora una lista de fallos o experinecias profesionales que te gustaría dejar atrás. Después, rompe el folio en trozos pequeños. Este ejercicio de coaching es terapéutico para sacar fuera todo lo que a nivel interno produce algún bloqueo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *