Coaching para recuperar la ilusión en el trabajo


La ilusión viene y va, es difícil que permanezca constante en un mismo grado a lo largo de la vida. Pero mucha gente piensa que la ilusión se alimenta por sí misma cuando no es así. Es decir, es indispensable que cada trabajador se esfuerce por buscar formulas con las que poder resucitar la ilusión a nivel laboral. ¿Cómo lograr este objetivo?

En primer lugar, la desilusión siempre tiene una causa, por tanto, es positivo analizarla y tomar conciencia de qué te sucede para poder encontrar un remedio. Tapar las emociones nunca es saludable, por ello, si detrás de tu pérdida de ilusión existe un conflicto con un compañero, entonces, no vas a recuperar tu bienestar hasta que afrontes la situación.

Recuperar la ilusión supone hacer cambios. Algunos leves y otros más drásticos. Por ejemplo, puede suceder que no sientas nada de ilusión en tu trabajo, simplemente, porque se trata de una función que no te gusta. En ese caso, si de verdad quieres volver a sentirte vivo a nivel laboral, tendrás que iniciar un proceso de búsqueda activa de empleo en base a tu vocación y a tus deseos. También puedes hablar con tu jefe planteando un cambio de puesto.

Si cada día, a primera hora de la mañana, te planteas una meta para cumplir en ese día, entonces, te sentirás un poco mejor. Muchas veces, esta función está conectada con el hecho de aportar algo bueno a otra persona. Por ejemplo, ayudar a un compañero. Existen situaciones en las que la ilusión a nivel laboral surge por arte de magia. Así sucede cuando te enamoras de un compañero de trabajo y te apetece ir a la oficina solo para poder verle. Pero incluso, esa etapa es temporal porque el enamoramiento inicial decae para dar paso a la normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *