Cómo aumentar las posibilidades de encontrar un empleo


Acceder hoy en día a un empleo es complicado por la alta tasa de paro y también por el mayor número de candidatos que optan a un mismo puesto de trabajo. Diferenciarse de entre todos ellos es una de las claves para conseguirlo. Pero no la única, porque hay otras maneras que pueden ponerse en marcha para aumentar la empleabilidad.

Y es que muchas veces no basta sólo con el factor diferenciador. Hay que ser consciente de las posibilidades de cada uno y de lo que está demandando el mercado para el sector de actividad en el que se quiere trabajar. Un análisis que se tiene que efectuar detenidamente y que va a permitir detectar las vías en las que hay que trabajar para conseguir el objetivo: un empleo.

Formación

Es, sin duda alguna, la mejor arma. Cada vez las empresas valoran más que una persona se forme y esté al día de las novedades en su área de actividad, ya sea conocer un nuevo programa informático, una nueva lengua extranjera…

Importantísimo es, por lo tanto, tener los conocimientos al día y demostrarlos durante la entrevista de trabajo aunque no se tenga el título como tal y se haya optado por ser autodidacta. No hay que olvidar que se pueden formular preguntas en la entrevista que permitan al reclutador saber si se está al día. No obstante, siempre es conveniente tener un certificado de los conocimientos que se adquieran.

Y, por supuesto, tener la mente abierta a si la empresa ofrece un proceso formativo para la inserción laboral. Hay que sopesar las posibilidades.

Contactos

Vital para aumentar la empleabilidad es tener una buena red de contactos. Se debe optar por buscar en redes sociales, asociaciones o instituciones, entre otras, personas que se encuentren en la misma situación de búsqueda de empleo. Y, ¿por qué? La respuesta es muy clara: pueden establecerse sinergias y que una persona se entere de una oferta profesional a la que ella no pueda optar, pero que puede comunicar al resto. Además, hay otro efecto beneficioso como es el apoyo psicológico para conseguir mantener una actitud positiva ante la búsqueda de empleo.

Y, por supuesto, hay que trabajar también con la red de contactos de personas ya conocidas y hacer saber la situación que se atraviesa porque también pueden ser de gran ayuda para encontrar un puesto de trabajo, incluso, dentro de su propia empresa.

Otras acciones

La persona todavía cuenta con más opciones. Una de ellas es el voluntariado. A través de él se puede conocer a más personas y ampliar así la red de contactos, aparte de permitir estar en activo. Según la actividad que se efectúe puede ser positivo para mejorar el currículo.

Otra opción es buscar información y asesoramiento a través de los orientadores de servicios públicos o bien de organizaciones empresariales o sindicales para que ayuden a detectar esas mejores vías para incrementar la empleabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *