Cómo desarrollar una mentalidad de crecimiento para emprender

crecimiento
En el origen del emprendimiento, existe una actitud. Una mentalidad que no es innata por el simple hecho de abrir un negocio, es decir, eres tú mismo quien trabajas en desarrollar tu potencial a través de un pensamiento que te abre puertas (mentalidad de crecimiento) o que te bloquea (mentalidad fija).

Qué es la mentalidad de crecimiento

La mentalidad de crecimiento, contextualizada en el ámbito del emprendimiento, muestra la visión de quien es consciente de que sus capacidades y recursos no están predestinados de antemano, sino que puede adquirir nuevas herramientas útiles para el emprendimiento a través de la observación, la experiencia, la realización de cursos, la lectura de libros

La mentalidad fija es aquella que está más condicionada a la idea de “no sirvo para esto”. Y, desde esta perspectiva, la persona ni siquiera da el paso al plano de la acción porque su propio pensamiento le lleva a unas conclusiones equivocadas. ¿Cómo desarrollar una mentalidad de crecimiento en el emprendimiento?

Visión constructiva de la derrota

Como emprendedor, vas a convivir con situaciones que te llevan al plano de la sensación de fracaso. Sin embargo, desde el punto de vista de la mentalidad fija, la derrota te lleva a reafirmarte en esas ideas previas que te hacían dudar de tu capacidad. Por el contrario, gracias a la visión de crecimiento, integras lo ocurrido en tu mapa del mundo, extraes conclusiones, reflexiones y aprendizaje.

Progreso

Mira más allá de tu propia zona de confort. Con una mentalidad limitante puedes estar muy cómodo en un lugar, pero estancado a nivel profesional. Por el contrario, la visión de crecimiento es aquella que conduce a la posibilidad de progresar profesionalmente al emprender en un nicho de mercado, dar forma a una idea de negocio, gestionar y dirigir un proyecto. En definitiva, al ir más allá de la rutina previsible.

mentalidad

Networking

A través de los contactos, puedes obtener nuevas ideas, aprender de otras personas y dejarte contagiar por esa actitud de crecimiento que observas en otros emprendedores que luchan por un sueño y que son un ejemplo de inspiración para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *