Cómo llegar a ocupar un puesto directivo


Son muchas las cualidades que debes de desarrollar para conseguir ocupar un puesto directivo. Quizás las tres más importantes son: liderazgo, poder de negociación y orientación a resultados. Actualmente muchas empresas españolas necesitan de directivos proactivos que dispongan de una gran visión de negocio, capaces de solventar cualquier tipo de problema de la forma más rápida y eficaz, siempre adaptándose a las nuevas exigencias del mercado. De modo que llegar a lo más alto de una organización requiere mucho sacrificio. Si buscas empleo como alto cargo ten en cuenta los siguientes valores que tiene que reunir un directivo:

Visión de la organización: no es otra cosa que la capacidad de valorar la empresa más allá de los límites de la propia función, comprender la interrelación entre los diferentes stakeholders y desarrollar la cooperación interfuncional.

Orientación de logros y resultados: preocupación por realizar correctamente el propio trabajo o conseguir los objetivos marcados.

Capacidad de gestión: es clave la orientación al cliente, tener capacidad para tomar decisiones y saber gestionar los recursos, el tiempo y la información.

Negociación: es la capacidad de alcanzar acuerdos satisfactorios para la empresa, descubriendo o creando elementos que generan valor añadido a la relación.

Networking: es la capacidad de desarrollar, mantener y utilizar una amplia red de relaciones con personas clave dentro de la empresa y del sector para establecer alianzas que puedan impulsar el nepocio.

Comunicación: saber escuchar, transmitir ideas y emociones de manera efectiva y con empatía, empleando el canal adecuado en el momento oportuno. También es importante la capacidad de síntesisi y de sacar conclusiones.

Coaching: consiste en una evaluación e dentificación de áreas de mejora, fijación de objetivos y plan de acción, determinación de quién va a ayudar en el proceso y realización de seguimiento de los resultados obtenidos.

Proactividad e iniciativa: es la capacidad de mostrar un comportamiento emprendedor, iniciando e impulsando los cambios necesarios con energía y responsabilidad personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *