Cómo transmitir una buena imagen personal a partir de un currículum


El currículum es tu primera carta de presentación ante una empresa, por tanto, merece la pena invertir tiempo en la elaboración de un buen currículum e incluso, pedir una segunda opinión sobre la imagen que ofrece antes de mandarlo. Algo que aporta muy buena imagen personal a partir de un currículum es que esté actualizado. De esta forma, ofreces la imagen de una persona activa e inquieta que tiene muchas ganas de formarse a sí misma.

Por otra parte, saber idiomas también ofrece muy buena imagen a nivel profesional puesto que existen puestos de empleo en los que es un requisito fundamental hablar inglés. Una buena gramática refleja que eres una persona culta y detallista. Este dato se puede ver en más profundidad en una carta de presentación puesto que redactar una carta con frases básicas muestra un bajo nivel de formación. Podrías pedir ayuda de otra persona con experiencia para redactar la carta.

Produce muy buena imagen ver que una persona ha aprovechado muy bien su tiempo a pesar de su juventud. Es decir, la relación entre experiencia y la edad del candidato también es más que positiva. En este sentido, no es un requisito indispensable poner la edad en el currículum, de hecho, se aconseja no poner este dato en caso de estar en desempleo y tener más de cincuenta años.

Una presentación visual y atractiva que favorece la claridad de la lectura también refleja una buena imagen a nivel personal. Algo que aporta muy mala imagen en un currículum son las mentiras. Dichas mentiras pueden ser detectadas con facilidad en una entrevista de trabajo, por tanto, di siempre la verdad, porque la sinceridad es un valor en alza.

¿Cómo transmitir una buena imagen personal a partir de un currículum? Mostrándote tal y como eres sobre el papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *