Consejos a tener en cuenta antes de crear un negocio

emprendedor
Emprender está de moda. No son pocas las personas que deciden probar suerte en el mundo de los negocios creando el suyo propio, para lo que, de entrada, es necesario tener conocimientos y mucha ilusión.

En este artículo vamos a compartir contigo una serie de consejos que hay que valorar antes de poner en marcha una empresa, así que presta atención a lo que te vamos a contar a continuación si te encuentras en esa tesitura.

Estudio de mercado

¿Estás seguro de que es un mercado interesante? Puede que tu sueño sea crear una cadena de panaderías, pero antes deberías analizar el mercado para saber si hay mucha competencia o no. De la misma forma, también es bueno hacer números teniendo idea de los costes y los ingresos que pueden producirse fruto de la actividad comercial.

Financiación

Nos guste más o nos guste menos, para crear una empresa muchas veces tenemos que recurrir al dinero que nos puede prestar un tercero. Los créditos rápidos pueden ser muy útiles si se consiguen a un buen interés, ya que no tienes que esperar y acabas con los problemas de crecimiento que tienen algunas empresas por falta de presupuesto.

financiacion

Mano de obra

¿Quién va a llevar a cabo el trabajo que es necesario para sacar adelante el negocio? Al principio lo más normal es empezar con pocos empleados e ir viendo las necesidades que van surgiendo. No tengas prisa a la hora de seleccionar al personal, ya que el capital humano es uno de los factores más importantes en cualquier empresa. En otras palabras, hay que asegurarse de que los entrevistados son esas personas que pueden ser de utilidad para el negocio.

Gestoría

Zapatero a tus zapatos. No pierdas el tiempo con asuntos fiscales, laborales, financieros y contables si no son tu especialidad. Lo ideal es que te centres en tu actividad, en lo que se supone que eres un especialista. Recuerda que el coste de oportunidad es algo que no hay que pasar por alto, así que no pierdas el tiempo en tareas que nada tienen que ver con el negocio. Una buena opción es confiar en una gestoría online como la que te proponemos en este enlace.

oficina-soleada

Lugar de trabajo

Otro punto que debes considerar antes de empezar a rodar es el del lugar de trabajo. ¿Necesitas una oficina, una nave, un almacén…? En función de ello tendrás que rastrear los distintos bienes inmuebles que te pueden interesar, teniendo claro si prefieres comprar o alquilar. Esto último suele ser lo más recomendable por la flexibilidad que te confiere.

Ten paciencia

Puede que tengas el objetivo muy claro y que eso sea algo que te permite afrontar el futuro con mucha ilusión. Sin embargo, debes saber que alcanzar ese objetivo no siempre es fácil, sobre todo si está basado en un nivel de facturación al que solo se puede llegar si las cosas salen a pedir de boca. Normalmente, a menos que se atesore experiencia previa en un sector, uno siempre se va encontrando con todo tipo de dificultades que desconoce, así que en ocasiones se trata de un proceso de prueba y error que hace que todo se alargue más de lo esperado.

Presupuesto de emergencia

Por mucho que hayas hecho números y que consideres que todo está bajo control, siempre hay que contar con un presupuesto de emergencia que te permite salvar obstáculos financieros. Un pequeño capital viene bien para iniciar la actividad sin titubeos y sin la presión que puedes tener si vas con el dinero justo.

Como ves, todos estos consejos son sugerencias y preguntas que deberíamos hacernos todos antes de poner en marcha cualquier negocio. Es mejor planteárselas antes que durante la creación de la empresa, ya que es probable que después de responderlas nuestra idea no nos parezca tan viable como creíamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *