Consejos para convertir las vacaciones en crecimiento profesional


En la actualidad, cuando tantas personas están insatisfechas con su trabajo, se enfrentan a la época estival de la forma equivocada. Olvidan que las vacaciones tienen principio y final, por ello, cuando llega el momento de volver a la oficina, sienten estrés, ansiedad y miedo de volver a una rutina que resulta aburrida. Pues bien, las vacaciones te permiten relajarte, por ello, también es un buen momento para pensar qué quieres hacer con tu vida, hacia dónde te gustaría reorientar tu carrera profesional, dónde te gustaría estar en el futuro… Se trata de buscar alternativas y hacer cambios, precisamente, porque el mes de septiembre es un mes muy bueno para iniciar nuevos proyectos.

Puedes anotar en una libreta ideas que te vengan a la cabeza y que consideres importantes. Se trata de sueños e ilusiones que has ido posponiendo a lo largo de mucho tiempo. Después, puedes establecer una prioridad y una jerarquía para lograr tus metas de verdad. No se trata de tomar decisiones de forma rápida sino de empezar a procesar que estás en un momento de cambio. Ocultar las emociones no es bueno, por ello, si piensas que puedes dar mucho más de ti mismo en otra empresa, te estás ahogando y estancando en medio de tanta monotonía entonces, ten cuidado, porque el sufrimiento puede llevarte a enfermar a nivel emocional.

Por otra parte, también es muy importante respetar el tiempo de descanso de las vacaciones. Olvídate del trabajo durante unos días y céntrate en ti. Evita mantener contacto con personas de la oficina, deja de leer el correo electrónico, apaga el teléfono móvil. Céntrate en ti, en tus amigos y en tu familia. Aprovecha tu ocio para hacer esas cosas que no puedes hacer a lo largo del año por motivos laborales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *