El empleado boomerang en la empresa

dos-profesionales-se-saludan
Existen despedidas profesionales que no son definitivas. Así lo pone de manifiesto el ejemplo de un tipo de perfil que crece en nuestros días. El empleado boomerang es aquel que abandonó su puesto de empleo en la empresa para emprender otra etapa en otro proyecto. Sin embargo, tiempo después de aquel instante, regresa nuevamente a la entidad de la que formó parte. Se incorpora al equipo con una motivación renovada. Al menos, cuando el regreso parte de una decisión consciente. En ese caso, el talento de ese profesional está acompañado por la evolución y el crecimiento que ha experimentado durante la etapa que ha pasado lejos del proyecto.

Segundas oportunidades profesionales con un futuro prometedor

El contexto laboral cambia permanentemente. Y las variables del entorno exterior influyen en las decisiones que toman los empleados. El ejemplo de un empleado que regresa nuevamente a una empresa de la que formó parte, muestra que sus prioridades han cambiado. También puede ocurrir que la nostalgia del pasado se intensifique en el presente cuando la nueva experiencia profesional no ha sido tan prometedora.

Existen más posibilidades de que se produzca un regreso a la empresa cuando el contacto entre la compañía y el empleado se ha mantenido a lo largo del tiempo. Y, también, cuando la despedida se llevó a cabo de forma positiva. En ese caso, la puerta a una nueva colaboración se mantiene abierta por ambas partes.

equipo-unido-en-la-empresa

¿Qué aporta un empleado boomerang?

Los empleados boomerang aportan dinamismo a la empresa. Pero es el propio mercado laboral el que crea las condiciones propicias para que dicha experiencia sea viable. ¿Qué beneficios ofrece a la compañía? Generalmente, el trabajador regresa al equipo con nuevas ideas, más motivación y ganas de aprender. Por tanto, su ejemplo inspira a quienes han permanecido en el proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.