Diferencias importantes entre el coaching y la psicología

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El coaching entra con fuerza en nuestros días, y en cierto modo, podría considerarse como una amenaza contra la psicología, en el sentido de que los coaches también quitan trabajo a algunos psicólogos. Sin embargo, es muy importante precisar que mientras que un psicólogo, si se forma, también puede impartir coaching, por el contrario, un coach nunca puede abordar aspectos clínicos de la psicología en el tratamiento con un paciente. Por ello, conviene tener los límites muy claros para evitar el intrusismo profesional.

El coaching, una disciplina reciente

El coaching es una disciplina muy nueva, especialmente, en España y eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Desde un punto de vista positivo, los profesionales que se formen hoy en coaching, han elegido un buen momento para hacerlo. Pero desde un punto de vista negativo, se utiliza tanto el coaching como una campaña de marketing para buscar trabajo, que este campo también está empezando a saturarse.

El éxito de ciertas profesiones es cuestión de moda, y en la actualidad, ser coach parece un aliciente añadido porque el coaching se suele confundir con una especie de barita mágica para hacer realidad los deseos.

¿Cuándo ir al psicólogo?

Los psicólogos hacen una función profesional fantástica, como en todo ámbito profesional, existen psicólogos mejores y peores, sin embargo, ante un caso de ansiedad, estrés, o cualquier tipo de problema emocional que te desborde, es mejor que acudas antes al psicólogo para iniciar una terapia, o al menos para que te oriente. Con motivo de la crisis, también aumentan los casos de depresión laboral, y este tipo de problemática solo puede ser abordada por un psicólogo.

En general, los procesos psicológicos suelen ser más largos que los de coaching. Del mismo modo, para ir a un coach no tienes por qué estar en un mal momento de tu vida, sin embargo, sí es habitual que quien acude al psicólogo lo haga porque no se siente bien anímicamente.

Psicólogos y coaches tienen algo en común: son profesionales que si viven de verdad su vocación con el corazón, iluminan el mundo, generan luz a su alrededor, te despiertan una fuerza interior muy importante.

10 comentarios

  1. Lo suyo es que el coaching estuviera reservado para titulados al menos en el Grado o Licenciatura de Psicología. Un psicólogo, a priori, como profesional titulado en pensamiento y conducta humana, está más capacitado para ejercer un coaching más eficaz que cualquier otro titulado.

  2. Muchas gracias por el artículo Maite.
    Es cierto que esta de moda el coaching y es importante tener claro estas apreciaciones y valoraciones.
    Un abrazo,

    Ares González Hueso

  3. Hola Pablo, el coaching en su método no tiene nada que ver con el que utiliza un psicólogo. El coaching en esencia, tiene más que ver con la filosofía al poner en práctica, el método socrático. Para ir a un coach, una persona no tiene por qué encontrarse mal anímicamente, de hecho, puede estar en el mejor momento de su vida. Para ser coach no se exige ser psicólogo pero si una amplia formación, con lo cual, los coaches formados en centros especializados también hacen mucho esfuerzo para llegar a serlo (y también se exige una licenciatura previa).

    A mí me parece fantástico que haya variead de disciplinas en el ámbito emocional para que cada persona decida qué cree que le puede ayudar más. Gracias y buen fin de:)

  4. El coaching enfocado a “Sentirse Bien” es confundido con los Psicologos. Desafortunadamente hay muchas escuelas patito y charlatanes en el medio.

    Mas que una preparacion academica, mi experiencia en 10 años de coaching empresarial, es que el coach tenga madurez y suficiente experiencia vivencial.

    Mientras los terpistas se enfocan en el SENTIMIENTO, generalmente fruto del sub conciente, el coach se enfoca en el PENSAMIENTO que el sujeto elige sobre el primero. He referido con terapistas a algunos de mis clientes, por la sencilla razon de que AMBOS debemos estar en buen estado animico para obtener resultados de mi intervencion como coach.

    Si alguien desea informacion sobre el Diplomado en la Red denominado “Building Business Winners” que pronto vamos a lanzar, escribeme a

    isaac.worthalter@ologycoaching.co

  5. Gracias por darnos tu punto de vista sobre este ámbito. Mi experiencia personal, es la de haber conocido a psicóogos muy bien preparados, y coaches que también lo están. De hecho, en mi opinión creo que hay mucha más gente seria y profesional que charlatanes, que por supuesto, también los hay.
    Buen lunes.

  6. Mi experiencia es haber conocido a psicólogos muy malos, y a coaches peores.

    No entiendo la opinión de que “para acudir a un psicólogo hay que encontrarse mal anímicamente” (y a un coach vamos cuando estamos de puta madre a todos los niveles ¿no?).

    Personalmente, ante cualquier circunstancia anímica, psicológica, emocional, etc… que no fuese “empresarial”, iría a un Psicólogo.

    Saludos

  7. El coach te ayuda a lograr objetivos, es decir, no es necesario estar en un momento de tristeza para querer cumplir un objetivo. Por ejemplo, tener una mejor gestión del tiempo. Un saludo.

  8. Coincido con Maite. Cuando nos gusta cómo vive una persona, valoramos su “filosofía de vida”. Fred Kofman, coach de empresarios, se define como “filósofo”. En el enfoque filosófico no existen verdades, sino un método de indagación que apunta a descubrir las consecuencias del modo de vida que lleva una persona, y las alternativas para cambiarlo. En la psicología, en cambio, hay “verdades”: cierta manera de vivir es sana, neurótica, psicótica, etc. El psicólogo diagnostica, y da el alta. Tiene una autoridad que el coach no posee, pues un buen coach no es más que un facilitador, y no pretende saber qué es lo mejor para su cliente. Si “todo es psicología”, como dicen los psicólogos, los educadores deberían ser psicólogos. ¿O acaso el aprendizaje no es un proceso psicológico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *