Diferencias y semejanzas entre el comercio electrónico y el tradicional

hombre-con-telefono-movil
Un emprendedor puede montar un negocio orientado a la venta tradicional, pero también puede enfocar su idea en la dirección del comercio online. ¿Cuáles son las semejanzas y las diferencias visibles en ambas formas de actividad?

Semejanzas del comercio online y el comercio tradicional

¿Cuáles son las similitudes existentes en ambos planteamientos?

1. Atención al cliente. En cualquier opción, el consumidor es clave en el éxito final del proyecto. Por ello, los emprendedores invierten en esta comunicación cercana para ofrecer un acompañamiento al consumidor final. Fidelizar al cliente es un objetivo esencial en el plano electrónico y en la venta convencional.

2. Temática. En ambos casos, las tiendas tienen un catálogo especializado en varias categorías de artículos que giran en torno a un tema común. El cliente elige su compra a partir de estas posibilidades.

3. Búsqueda de diferenciación. La competencia existe, por tanto, los dueños de los negocios buscan el modo de proyectar la identidad corporativa a través de su esencia diferencial frente a otros proyectos.

4. Fortalezas. En ambos casos, cada tipo de proyecto puede identificar sus ventajas propias.

personas-con-compras

Diferencias entre el comercio online y el comercio tradicional

¿Qué distancia una opción frente a otra?

1. Ubicación. El factor de la localización es distinto como puedes visualizar en el emplazamiento de un escaparate en una calle comercial, frente a la opción opuesta de la visibilidad online que permite al cliente llegar hasta allí desde el lugar en el que está.

2. Experiencia de compra. El proceso de adquisición de un producto es diferente. En la compra online, el cliente puede evitar el desplazamiento hasta el local, pero en una tienda física el cliente puede observar directamente los productos del catálogo.

3. Perspectiva temporal. La experiencia de compra convencional es la referencia anterior que cualquier cliente tiene en mente antes de haber comprado un producto online. Sin embargo, la familiaridad con el comercio electrónico también está muy vinculada con el propio estilo de vida y con el factor edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *