El coaching de equipos en la empresa


La empresa está formada por un equipo, de ahí que el coaching de equipos produzca resultados muy positivos para lograr un objetivo común. Conviene precisar que el coaching de equipos no es lo mismo que el coaching de grupos. En el primero, todos los miembros trabajan por un objetivo común, mientras que en el segundo, las personas trabajan una meta a nivel individual a pesar de hacerlo dentro de un grupo. Dentro del proceso de coaching de equipos destacan tres fases. En un primer momento, se elabora un diagnóstico a través de diferentes herramientas, por ejemplo, a través de entrevistas individuales.

Es muy importante precisar que el diagnóstico no lo elabora el coach sino el equipo mismo que tiene la capacidad de ver sus propias carencias y sus fortalezas. La segunda etapa es el desarrollo. En este caso, el coach acompaña al equipo en algunas de sus reuniones para poder observar y analizar los roles.

En la tercera etapa se realiza la evaluación, es decir, se valora el resultado del proceso y los objetivos alcanzados. En un proceso de coaching de equipos existen dos elementos importantes: el estado actual, es decir, el punto de partida. Y el estado deseado, o lo que es lo mismo, el punto de llegada.

Existen ejercicios prácticos que se pueden realizar para poder profundizar en el modo en que cada persona ve al equipo. Por ejemplo, cada miembro puede dibujar en un folio su imagen del equipo. Después, ese folio debe de rotar por todas las personas del grupo y cada una de ellas tiene que poner una palabra en la parte de detrás del folio sobre qué le sugiere dicha imagen. La visión de los otros muchas veces, complementa el propio mapa personal.

El coaching de equipos produce resultados positivos pero también conviene destacar que es costoso para la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *