El pensamiento lateral en la empresa


Ante un problema, la mayoría de las personas opta por tener un patrón de conducta repetido en base a sus experiencias previas. Cualquier persona se acomoda en lo seguro, sin embargo, la visión de túnel ante los problemas te cierra puertas. Esta es una de las razones por la que como emprendedor y también, como trabajador resulta indispensable desarrollar al máximo el pensamiento lateral. ¿Cómo puedes lograrlo?

En primer lugar, conviene precisar que se trata de encontrar más de una solución posible ante un obstáculo. Por ello, tu mente se focaliza en diferentes alternativas en vez de en una sola. Por ello, si hay algo que te preocupa puedes elaborar una lista de posibles caminos a seguir. A su vez, elabora también un listado de las ventajas e inconvenientes de cada medida. Para finalizar, haz balance de aquella que más te compensa. Por supuesto, puede que una vez que hayas tomado un camino, descubras que no te llevaba al punto deseado. En ese caso, puedes volver a mirar tu lista para aplicar otra solución.

Por otro lado, ten sentido del humor y mucha creatividad para pensar en posibles soluciones y alternativas. Las ideas originales fluyen mucho mejor de tu mente a partir del buen estado de ánimo, en cambio, es difícil tener ingenio cuando tu organismo soporta una tensión y una gran presión. Anímate a ser observador para poder aprender de otras personas, atender sus consejos y tener en cuenta un punto de vista diferente.

En vez de dar las cosas por supuestas, hazte muchas preguntas a ti mismo, intentando analizar los motivos de tu acción. Así tendrás más luz. ¿Qué te aporta el pensamiento lateral? Te aporta mayor tranquilidad, en cambio, el pensamiento en forma de túnel puede hacerte sentir encerrado en un callejón sin salida en donde no hay más de una alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *