Despedido de la empresa


En tiempos de crisis, son muchas las personas que tristemente han tenido que pasar por la situación amarga de un despido laboral. ¿Qué hacer entonces? Está claro que mentalizarte de una noticia así de la noche a la mañana no es sencillo. Por ello, debes darte un tiempo para adaptarte a la nueva situación. Lo mejor de todo es intentar pensar en positivo, e incluso, analizar si de verdad estabas contento con el trabajo que tenías hasta entonces. Ya que de no ser así, puede que te hayas liberado y ahora sea el momento de apostar por aquello que de verdad te motiva y te hace feliz. En ese caso, pon los recursos a tu alcance para lograr tu objetivo.

Por otra parte, es esencial que este despido no influya en tu autoestima. Sencillamente, porque una decisión de este tipo no tiene nada que ver con tu valor ni con tu rendimiento, es decir, es una consecuencia derivada de que la propia empresa no funciona bien ahora mismo hablando en términos económicos. Es mejor afrontar este hecho con asertividad, por ello, da las gracias a tu jefe por el tiempo que has pasado, por lo que has aprendido y despídete con amabilidad, pero especialmente, con dignidad.
SEGUIR LEYENDO “Despedido de la empresa”

Cómo despedir a un empleado


Seguramente el comunicar a un empleado que debe abandonar la empresa es uno de los momentos más duros que afrontar un jefe, pero sin duda es necesario para el bien de la organización. Es una situación desagradable, ya que supone una mala noticia para una persona que ha formado parte de una empresa, para afrontar dicha situación lo único que podemos hacer es preparase para que sea lo más correcta y educada posible.

Ningún directivo por merecido que sea el despido, se acostumbra a dar tan malas noticias. Solamente queda asumirlo y prepararse adecuadamente para reducir el estrés del proceso. Lo importante es que la toma de decisión sea firme. Conviene tener presente que una vez se comunica al trabajador ya no hay vuelta atrás, por lo tanto no debes despedir al primero que se te pase por la cabeza, es vital elegir al profesional basándose en hechos concretos y que se puedan documentar.

SEGUIR LEYENDO “Cómo despedir a un empleado”