Jubilación: despídete del trabajo en positivo


Muchas personas sufren y mucho por tener que decir adiós a su trabajo para iniciar una nueva etapa de la vida: la jubilación. Sufren especialmente aquellas personas que equiparan el prestigio con el éxito laboral, que han estado acostumbradas a tener gran parte de su tiempo ocupado y que tienen un buen puesto de empleo. Sin embargo, tarde o temprano la jubilación llega para todos, es decir, es importante estar preparado desde un punto de vista emocional para decir adiós y dar las gracias por una etapa de la vida que se cierra y otra que se abre.

¿Cómo lograr este objetivo? En primer lugar, cambiando el sentido emocional de jubilación. Y es que, en caso de tener calidad de vida y salud, se trata de un tiempo muy pleno en el que una persona puede sentirse feliz y realizar todos los planes que no tuvo tiempo de llevar a cabo en el pasado. Por ejemplo, es una buena ocasión para viajar, asistir a actos culturales, hacer planes con los amigos… Sin embargo, en el caso de todos aquellos que tienen grandes inquietudes pueden optar por volver a la universidad para estudiar una carrera.

O también, buscar una nueva ocupación para tener una motivación en medio de la rutina. Existen actividades de voluntariado de todo tipo a través de las cuales se realiza una excelente labor social. Pero además, después de la jubilación es fundamental realizar muchas actividades intelectuales para cuidar de la memoria: leer libros, estar al día de las noticias de actualidad, escribir, realizar operaciones matemáticas…

Vive la jubilación en positivo y piensa en todas las cosas que te evitas: conflictos con los compañeros de trabajo, falta de motivación para ir a la oficina, reuniones de trabajo, ansiedad, estrés… Por el contrario, puedes ganar gran calidad de tiempo para ti y para hacer aquello que de verdad te gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *