Los mini jobs


Los mini jobs reflejan un modelo de trabajo en auge en Alemania y que se está potenciando en otras partes de Europa. Se trata de un trabajo que por su modalidad, es decir, por las horas que supone de esfuerzo, es fácilmente compatible con la realización de otros estudios. Por ello, los mini jobs han abierto nuevas puertas a jóvenes estudiantes en tanto que suele ser principalmente, una puerta al primer empleo, sin embargo, no se observa, como un tipo de trabajo en el que estar estancado durante años si lo importante es evolucionar y avanzar a nivel laboral.

Los mini jobs en Alemania

En Alemania una persona que trabaja en un mini job suele ganar alrededor de 400 euros al mes. En Alemania más de seis millones de personas ejercen este tipo de actividad y tienen derecho a pagas por bajas de maternidad, vacaciones pagadas y despido laboral.

Los ámbitos profesionales donde es más habitual este tipo de forma de trabajo es en el sector del servicio doméstico, los pintores, niñeras, o camareros para trabajar en un bar.

Características de los mini jobs

No suele ser visto como un trabajo permanente con visión de futuro, sino como una forma de seguir integrado en el mercado laboral, para poder salir adelante y tener un sueldo con el que llegar a final de mes y hacer frente a los gastos de la economía doméstica.

Los parados de larga duración también encuentran en este tipo de empleos una oportunidad de volver a trabajar. En general, el perfil ideal para optar a este tipo de puestos es el de profesionales sin cualificación, sin embargo, la realidad es que cada vez son más las personas con una alta formación que trabajan en un puesto que está por debajo de sus posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *