Marketing para autónomos


Los autónomos también precisan de un plan de marketing. Aunque, evidentemente, este debe tener una serie de particularidades y responder a sus necesidades y posibilidades. Un proceso que no tiene por qué ser complicado siguiendo algunos consejos y unas pautas clave que no deben obviar.

Sobre todo, es fundamental que en este caso se atienda al mercado y a su segmentación, así como al producto, ámbito de actuación y de distribución y precios, entre otros aspectos.

Las claves

Uno de los factores clave del plan de marketing es la segmentación y la elección del público al que se dirige el producto o servicio porque ello va a permitir que se pueda dirigir a los mercados más idóneos según la actividad que se desarrolle. Un motivo por el que este análisis debe hacerse de forma exhaustiva y en el que no hay que obviar la importancia de la especialización y que puede ser una buena arma para hacerse un hueco importante.

Por supuesto, otro eje principal es el producto y la estrategia que se va a seguir para promocionarlo e introducirlo en el mercado. Una acción que debe basarse en una serie de factores como la calidad, el diseño, su carácter innovador, la marca o complementos. Según el producto que sea es también importante fijarse en el envoltorio o envasado.


Otro aspecto que no hay que olvidar es el precio, que debe ir unido a la calidad del producto, teniendo que ser competitivo a la vez frente al resto de competidores. Para fijarlo adecuadamente, se puede atender a cuatro criterios clave como la competencia, el coste, el valor percibido y los distribuidores. No obstante, no hay que olvidarse tampoco de decidir si se van a hacer rebajas, descuentos, precios de lanzamiento…

Y, finalmente, el autónomo tiene que contemplar dentro de su plan de marketing la estrategia de distribución, sobre todo, si la actividad se centra en fabricar productos que se abastecen a mercados que distan geográficamente. Unos casos en los que es fundamental elegir bien al distribuidor porque es el que va a mantener un contacto más directo con el cliente en esa zona determinada.

Otro pilar del marketing que tampoco hay que obviar es la comunicación. En ella se tienen que incluir acciones publicitarias y de relaciones públicas, promoción de ventas, equipo comercial o actividad comercial y, por supuesto, potenciar el boca-oído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *