Montar un negocio en casa


Montar un negocio en casa es una opción viable, sin embargo, todavía sigue siendo bastante desconocida. Por ello, aquí tienes información para poder hacer realidad tu sueño de crear un negocio en tu hogar.

En primer lugar, es indispensable determinar la idea de negocio que quieres llevar a cabo. En este sentido, la oferta es amplia ya que puedes montar una asesoría, una consulta de coaching o de psicología, poner una escuela de idiomas, trabajar como profesor particular, fabricar algún producto, crear una tienda online, ofrecer algún servicio profesional… Por ello, el primer paso a determinar, es tener claro tu campo de negocio.

En segundo lugar, es indispensable decorar el lugar de la casa que quieres utilizar para trabajar. Por ello, puedes crearte un despacho al que debes dotar de una buena iluminación y de la apariencia profesional que requiere tu negocio. Puedes poner un escritorio amplio para poder trabajar.

En algunos casos, conviene tener en cuenta que puede que un piso tenga un uso profesional y también, personal. Por ello, a poder ser, la zona de trabajo tiene que estar alejada de las zonas en las que se convive más: por ejemplo, el salón o la cocina. Se trata de poder trabajar con silencio.

El siguiente paso en relación con el negocio es fijar un horario de trabajo en el que atender al público. Y también, marcar unas tarifas como profesional. Estos datos pueden constar en la página web de la empresa a través de la cual te acercas a tu público objetivo. Cuanta más información des en la página web sobre el proyecto, mucho mejor para tus potenciales clientes.

Una vez que ya has creado un negocio, viene un paso determinante: poder atraer a los primeros clientes. En ese caso, en primer lugar, puedes mandar una presentación de tu proyecto a través de tu correo electrónico a todos tus contactos profesionales. Puedes invitarles a conocer el proyecto de primera mano si así lo desean. Por otro lado, también puedes ponerte en contacto con tus amigos y familiares para que te ayuden a dar difusión a tu negocio a través del “boca a boca”.

Para finalizar, anímate a realizar una buena campaña de marketing. Por ejemplo, puedes poner un anuncio ofertando tus servicios en el periódico. En ese caso, publica tu anuncio en fin de semana puesto que en ese momento, existen más lectores que pueden leerte. Del mismo modo, también puedes crear folletos para publicitarte.

La promoción de tu proyecto también puede ir acompañada por un blog en el que publiques artículos vinculados de una forma directa con el mismo. Esto generará interés en los lectores y también, es un signo de cercanía. Otro paso que resulta más importante que nunca al trabajar desde casa es no perder la profesionalidad. Es decir, al trabajar en casa hay que hacer todavía más esfuerzo por tener claro que es indispensable cumplir con los plazos de entrega de un producto, atender de forma adecuada a los clientes, no poner excusas a la hora de cumplir los horarios laborales…

Intenta que el hecho de trabajar en casa sea una facilidad para ti en tanto que te permite estar más cerca de tu familia, trabajar en un entorno cómodo y seguro a nivel emocional puesto que lo conoces muy bien, y también, te evita los desplazamientos largos a la oficina. Pero desde otro punto de vista, el trabajo en casa requiere de más disciplina por tu parte a la hora de cumplir los horarios y la obligación que tú mismo te has marcado.

En caso de que conozcas a alguien que ha creado su negocio en casa, anímate a consultarle para resolver todas tus dudas. Consulta con un gestor para que te asesore sobre el tema legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *