Principales novedades para autónomos en 2012


El año 2012 trae consigo algunas novedades para autónomos no sólo en materia de fiscalidad y de cotización a la Seguridad Social, si bien son algunas de las principales novedades a las que este colectivo tendrá que hacer frente.

Una de las primeras medidas es la subida del IRPF, que ya se aprobó y que afectará, sobre todo, a las rentas más elevadas. En este sentido, cabe aclarar que se han establecido subidas en las cuotas del IRPF de un 0,75% para los niveles más bajos de renta, mientras que crecen un 7% para los más altos.

Además, para aquellos que participen en una sociedad como socio u obtengan rentas de ahorro de hasta 6.000 euros tendrán un nuevo gravamen, siendo del 6% para las cantidades que superen los 24.000 euros. Por su parte, los módulos 2012 se mantienen.

Otra de las medidas a tener en cuenta es la desaparición de la ayuda al gasóleo profesional de 2,8 céntimos por litro de gasóleo que los profesionales del sector percibían anteriormente.

Asimismo se acaba el canon digital y se introduce la deducción por la compra de una vivienda habitual con efectos retroactivos a 2010. Además, el IVA se mantiene reducido en el tipo del 4%.

También se introducen cambios para los emprendedores. Además de las medidas ya aprobadas en la reforma laboral, que facilitan la contratación principalmente, los emprendedores tendrán una ley propia. Es la Ley del Emprendedor en la que está trabajando el Ejecutivo central y con la que se espera que se ponga punto y final a las desigualdades para emprender existentes en las diferentes comunidades autónomas, además de más medidas que agilicen la puesta en marcha de ideas empresariales, agilizando los trámites.

El calendario laboral es otra de las novedades porque los días festivos pasarán al lunes, aunque no todos. La medida, que no está totalmente concretada, prevé que se trasladen a principios de semana las festividades del Día de Todos los Santos –el 1 de noviembre-, la Asunción de la Virgen –el 15 de agosto-, el Día de la Constitución -6 de diciembre- y el Día de la Inmaculada Concepción –el 8 de diciembre-. Son algunas novedades que conviene saber para planificar el año fiscal y laboral sin sorpresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *