Psicología positiva en la empresa


La psicología es una disciplina que debe estar unida a la empresa en tanto que ayuda a cultivar y fortalecer la dimensión espiritual y humana de un proyecto empresarial. Dicha dimensión está marcada por las relaciones personales que se crean en el seno de dicho negocio, por la comunicación que se utiliza, por el modo, en el que se dicen las cosas y por el ambiente de fondo que existe en dicha empresa. Por ejemplo, existen empresas en las que los trabajadores sienten el poder de la libertad, por ello, trabajan mejor.

Por el contrario, existen empresas en las que los trabajadores sienten de cerca el poder de la coacción y del miedo. No hay que llegar a situaciones dramáticas para vivir situaciones de tensión en una empresa. En ocasiones, basta con escuchar frases del tipo: “Si no estás contento con las condiciones, ya sabes dónde está la puerta” para sentir en primera persona una amenaza a la dignidad personal.

El papel del psicólogo en la empresa es muy importante ya que tiene la función de orientar en la resolución de conflictos, ayuda a mediar de la forma adecuada con el objetivo de aprender a disfrutar del trabajo. Por ello, es bueno que los jefes y los emprendedores como líderes de una organización se formen en temas emocionales a través de cursos para poder enseñar con su ejemplo a los trabajadores.

Los temas emocionales se cultivan de una forma cada vez más consciente en el plano laboral a través de los cursos de Inteligencia Emocional y del Coaching que ayuda en la consecución de metas y de objetivos. Por otra parte, es importante entender que el trabajador no sólo forma parte de la cadena de producción de una empresa, sino que también, como ser humano, tiene una dimensión espiritual y anímica que debe de cubrir: autoestima, motivación, felicidad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *