Tener buena imagen profesional

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Vivimos en el mundo de la imagen, la belleza y la estética. Y dichos ideales también afectan a la rutina de trabajo en la empresa. De esta forma, muchas personas visten a la moda para ir al trabajo. Pero veamos qué implica desde un punto de vista más profundo tener una buena imagen profesional. En primer lugar, asumir que en el trabajo debes comportarte en base a una ética. Es decir, ser una persona responsable y si una empresa te da una oportunidad, debes ser agradecido, esforzarte y no tirar la toalla a la primera de cambio ante el primer obstáculo.

Por otra parte, en el día a día de la oficina también existen muchas cosas que debes evitar. Por ejemplo, buscar un descanso cada dos por tres ya sea con la excusa de ir al baño, tomar un café, fumar, hablar con un compañero… Debes aprovechar el tiempo y estar centrado en tu objetivo. Para motivarte mentalmente puedes pensar en todos los planes de ocio que harás en tu tiempo libre.

Por otra parte, existe algo que siempre debes evitar y es el hecho de generar rumores o dejarte llevar por los cotilleos que a veces, surgen en el entorno laboral. No debes hacerlo por respeto a ti mismo, a los demás, y también, porque merece la pena mostrar ideales e inquietudes más elevados.

Además, en la era de la tecnología nada como cuidar la propia imagen profesional en internet. Muchas empresas antes de concertar una entrevista con un candidato consultan su perfil de facebook, por ejemplo. De este modo, nada como cuidar tu privacidad y tu intimidad el máximo posible. Para ello, puedes tener un blog personal que esté orientado con tu profesión ya que así podrás mostrar tu capacidad de trabajo, tus ilusiones e inquietudes más profundas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *