Actitudes que desacreditan a un profesional


Al final, es uno mismo el que ofrece su mejor imagen ante los demás a través de los hechos. Existen profesionales que tienen un trato impecable y lo consiguen gracias a que cuidan hasta los más mínimos detalles. Son personas generosas a la hora de elogiar los méritos ajenos, se acuerdan de felicitar la Navidad a sus contactos profesionales, siempre responden con puntualidad a un correo electrónico y lo hacen en un tono amable.

Al final, un trabajador de éxito es aquel que también se muestra cercano y accesible ante los demás. Por ello, hacer todo lo contrario, desacredita a la persona. Por otra parte, los jefes también pueden desacreditarse a sí mismos cuando prometen cosas que luego olvidan. Del mismo modo, cuando no dan el ejemplo adecuado como jefes no cuentan con el respeto necesario por parte de los empleados que necesitan un referente a quien poder admirar.
SEGUIR LEYENDO “Actitudes que desacreditan a un profesional”

Tener buena imagen profesional


Vivimos en el mundo de la imagen, la belleza y la estética. Y dichos ideales también afectan a la rutina de trabajo en la empresa. De esta forma, muchas personas visten a la moda para ir al trabajo. Pero veamos qué implica desde un punto de vista más profundo tener una buena imagen profesional. En primer lugar, asumir que en el trabajo debes comportarte en base a una ética. Es decir, ser una persona responsable y si una empresa te da una oportunidad, debes ser agradecido, esforzarte y no tirar la toalla a la primera de cambio ante el primer obstáculo.

Por otra parte, en el día a día de la oficina también existen muchas cosas que debes evitar. Por ejemplo, buscar un descanso cada dos por tres ya sea con la excusa de ir al baño, tomar un café, fumar, hablar con un compañero… Debes aprovechar el tiempo y estar centrado en tu objetivo. Para motivarte mentalmente puedes pensar en todos los planes de ocio que harás en tu tiempo libre.
SEGUIR LEYENDO “Tener buena imagen profesional”