Tu carta de presentación te define ante la empresa


Existe una primera toma de contacto entre una empresa y un candidato a buscar trabajo. Esta primera toma de contacto procede del currículum, pero especialmente, de la carta de presentación que resulta más personal, más amena e informativa en tanto que deja, cierto margen a la libertad y a la creatividad. Sin embargo, no todos los candidatos añaden carta de presentación en su currículum, un hábito negativo a la hora de lograr transmitir una primera impresión. ¿Cómo lograr tener una carta de presentación que cause una buena imagen de ti ante la empresa?

En primer lugar, igual que actualizas tu currículum al menos, dos veces al año, también es aconsejable que adaptes tu carta a tu situación del momento. Por ello, puedes mejorarla, hacer cambios, quitar algunos detalles para añadir otros de más importancia… Por otro lado, intenta que tu carta sea muy personal, es decir, puedes elaborar una carta pensando en el destinatario que la va a recibir. Por ello, puedes añadir por qué te gustaría trabajar en esa empresa en concreto.

La carta de presentación no tiene que tener una extensión superior a un folio. Un folio es espacio más que suficiente para poder decir las cosas tal y como son. Intenta ser informativo, directo y evita dar rodeos. La claridad es un punto a favor en tu carta de presentación. En internet puedes consultar diferentes modelos de cartas de presentación que pueden servirte de ayuda y de referencia a la hora de redactar aquella que más se adapte a tu personalidad y a tu estilo.

Tu carta de presentación es eficaz para presentarte como candidato por iniciativa propia a la hora de trabajar en una empresa. Antes de enviar la carta, relee al menos tres veces todo el texto para evitar cualquier fallo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *