Acoso moral en el trabajo


¿Crees que estas siendo acosado/a en el trabajo? El acoso moral en el ámbito laboral continúa siendo una referencia en el análisis de cualquier caso de ‘mobbing’. Si te suceden varias de estas situaciones es posible que realmente te estén acosando moralmente, lo puedes denunciar. No permitas que alguno de tus compañeros te haga la vida imposible.

Actuaciones destinadas a impedir a la víctima que se exprese
– El superior inmediato niega a la víctima la posibilidad de expresarse.
– La víctima es interrumpida constantemente.
– Sus colegas le impiden expresarse.
– Los colegas le gritan, le increpan.
– Critican el trabajo de la víctima.
– Aterrorizan a la víctima con llamadas telefónicas.
– La amenazan verbalmente.
– La amenazan por escrito.
– Rechazan el contacto (no la miran, no la saludan por los pasillos, no la citan para comer con el grupo).
– Ignoran su presencia, por ejemplo, dirigiéndose exclusivamente a terceros.

Actuaciones destinadas a aislar a la víctima
– Dejar de dirigirle la palabra.
– No aceptar que ella se dirija a uno del grupo.
– Atribuirle un puesto de trabajo que la aleja o la aísla de los compañeros.
– Prohibir a los colegas que le dirijan la palabra.
– Negar la presencia física de la víctima.

Actuaciones destinadas a desconsiderar a la víctima en relación con sus colegas
– Fomentar habladurías sobre ella o calumniarla.
– Lanzar rumores sobre ella.
– Burlarse de ella, ridiculizarla.
– Hacer creer que es una enferma mental.
– Forzarla a que acuda a un psiquiatra.
– Evidenciar un defecto físico.
– Imitar la forma de andar, la voz y los gestos de la víctima para ridiculizarla.
– Atacar sus convicciones políticas y sus creencias religiosas.
– Burlarse de su vida privada.
– Burlarse de sus orígenes o de su nacionalidad.
– Someterla a un trabajo humillante.
– Valorar su trabajo sin equidad y en términos malévolos.
– Cuestionar y discutir sistemáticamente las decisiones de la víctima.
– Insultarla en términos obscenos o degradantes.

Desacreditar a la víctima en su trabajo
– Dejar de encargarle ocupación alguna.
– Privarla de cualquier ocupación y vigilar que ella no pueda encontrar otra actividad por ella misma.
– Limitarla a tareas totalmente inútiles y/o absurdas.
– Encargarle tareas muy inferiores a sus competencias.
– Darle incesantemente tareas nuevas.
– Confiarle trabajos que exigen una cualificación muy superior a sus competencias para poder desacreditarla.

Comprometer las salud de la víctima
– Obligar a la víctima a trabajos peligrosos o perjudiciales para la salud.
– Amenazarla de violencia física.
– Agredirla físicamente, pero sin consecuencias graves, a título de advertencia.
– Agredirla físicamente.
– Ocasionar voluntariamente gastos a la víctima con intención de perjudicarla.
– Ocasionar desperfectos en el domicilio de la víctima o en su lugar de trabajo.
– Agredir sexualmente a la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *