Buen humor para solucionar los conflictos de trabajo


El buen humor es una palabra que se dice muy fácil y se expresa con mucha normalidad, sin embargo, en la práctica, tener buen humor en momentos de tensión y de estrés no es tan sencillo, por ello, conviene entrenar esta capacidad. El sentido del humor genera un buen ambiente en el trabajo, y una destreza emocional muy potente a la hora de resolver conflictos. Las personas que tienen sentido del humor no se ponen a la defensiva, restan importancia a lo sucedido, y lo que es mejor, se ponen en el lugar del otro. Pero además, el buen clima que genera el humor también hace que los implicados en el conflicto se relajen.

Técnicas para resolver los conflictos de trabajo

Los conflictos de trabajo, en ocasiones, se agravan porque los trabajadores no se conocen lo suficiente desde un punto de vista personal. Por ello, es adecuado promover los cursos de formación en la empresa porque en este tipo de ámbito, los trabajadores pueden conocerse en un contexto diferente. Y después de haber compartido una sesión formativa, son muchas las personas que tienen una imagen totalmente renovada del otro.

No te tomes tan en serio a ti mismo

No te tomes todo tan a pecho, no te consideres tan importante, no lo lleves todo al plano personal, y vivirás mucho mejor. Dado que de por sí, el plano del trabajo no es un camino de rosas para muchas personas, la actitud es la única alternativa que tienes a la hora de sobrevivir mejor a ciertas tensiones.

En caso de tener una situación realmente negativa en el trabajo, entonces, lo mejor y más saludable es buscar otro empleo. En la actualidad, muchas personas ya ni siquiera buscan trabajo para cambiar de empleo, porque en la crisis existe menos oferta. Sin embargo, la crisis no puede ser motivo de resignación sino todo lo contrario: aunque las cosas estén más difíciles, se puede salvar la dificultad con esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *