Causas de la frustración laboral


La frustración se puede producir y vivir en muchos entornos diferentes, sin embargo, la situación actual hace que especialmente, los trabajadores puedan sentirse frustrados por motivos profesionales. ¿Cuáles son las principales causas de frustración laboral?

La más importante, no encontrar trabajo. Tener la sensación de tener un muro de hormigón frente a ti mismo que te impide lograr tus metas. La paciencia no es eterna y quienes llevan mucho tiempo en desempleo sufren de una forma extrema hasta el punto de caer en el aislamiento social.

La frustración laboral también surge al tener que conformarte con un trabajo que no tiene nada que ver con tu formación o con tu nivel de expectativas. En ese caso, sigue trabajando para que tu situación cambie. Pero la realidad es que hay personas que se acomodan y que se estancan.

Quienes necesitan novedades constantes, viven la frustración propia de la rutina: hacer día tras día, las mismas funciones puede resultar poco gratificante a nivel emocional. En ese caso, intenta buscar formas de hacer cosas nuevas, al menos, en tu vida personal. La frustración laboral también puede producirse por problemas económicos teniendo en cuenta que hoy día, los sueldos son cada vez más bajos y para muchas familias, es toda una odisea llegar a final de mes.

En el ámbito de la empresa, las relaciones sociales también tienen mucho peso. Por ello, una mala relación con los compañeros de trabajo o con el jefe es causa de malestar. La frustración no puede ocultarse durante mucho tiempo, necesita ser canalizada: a través del deporte, el contacto con la naturaleza, la comunicación asertiva con un amigo, el pensamiento positivo… La frustración te hace sentirte mal contigo mismo, causa enfado interior y resentimiento. Por ello, anímate a liberar toda esa carga que llevas sobre la espalda para poder empezar de nuevo.

2 comentarios

  1. quién puede librarse de sentir algún tipo de frustación en la vida? probablemente pocas personas. pero, como bien dices, hemos de aprender a liberarnos de toda carga negativa. probablemente haga falta encontrar cierto equilibrio entre nuestras aspiraciones y aquello que podamos conseguir desde un punto de vista realista. gracias otra vez.

  2. Hola Pablo, es verdad que es difícil no tener algún tipo de decepción en la vida, pero la decepción es diferente de la frustración.
    Gracias a ti por tu comentario tan interesante y constructivo:)))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *