Cinco malos hábitos en el trabajo


Existen malos hábitos en el contexto profesional que pueden ser muy negativos no sólo para el rendimiento laboral de un trabajador sino también, para las relaciones personales. Existen cinco malos hábitos en el contexto profesional que es mejor evitar. En primer lugar, evita la mala costumbre de llegar tarde a las reuniones de trabajo o incluso, a la oficina. La puntualidad da una muy buena imagen porque muestras que eres alguien que también valoras el tiempo de los demás. A nadie le gusta que le hagan esperar sin necesidad.

Otro error evitable en el contexto laboral es el de tener una mala gestión del correo electrónico. Tardar días en responder un mensaje causa una impresión de dejadez que comunica mucho del emisor sin que ni siquiera haya escrito su mensaje. En la comunicación humana hay que tener en cuenta que intervienen muchos factores. No sólo se comunica a través de la palabra sino también, a través de la ausencia de la misma.

Otro error grave es el de criticar a la empresa de la que un trabajador forma parte porque es un gesto de poca gratitud criticar a quien te ofrece una oportunidad. Si no estás contento con algo entonces, háblalo con la autoridad competente pero no con aquellos que no tienen nada que ver con la situación. En relación con el punto anterior, también existen personas que por puro deporte, llevan la contraria a todos. Intenta ser alguien cordial y tener un sentido común, por tanto, intenta valorar las ideas de los demás antes de rechazarlas.

Para finalizar, existe otro malo hábito en el trabajo y es el de confundir el ambiente informal con los modales irrespetuosos. En un contexto profesional, el rol de colega no existe por buena relación que haya entre un jefe y un empleado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *