Claves para ser un empleado imprescindible


Aunque realmente ningún trabajador es imprescindible, sí se puede conseguir que el puesto de trabajo no sea cuestionado y evitar estar en la cuerda floja ante posibles rescisiones de plantilla en la empresa u otros cambios en la compañía.

Un objetivo que puede conseguirse siguiendo unos sencillos consejos y pautas que no tienen realmente mucho que ver con el hecho de estar siempre en el puesto de trabajo. Y es que cada trabajador tiene que tener muy claro qué es lo que puede aportar a la empresa para tratar de resaltarlo.

Actitud y aptitud

Sin duda alguna, el conocimiento que el trabajador tiene son claves para poder mantener el puesto de trabajo. Pero no sólo el conocimiento en sí, sino todo lo que se puede hacer aplicando ese conocimiento y que redunde en beneficio de la empresa o en su cuenta de resultados.

Además del conocimiento, también es relevante la actitud del trabajador. De esta manera, hay que tratar de ser proactivo y aportar valor a lo que se hace y al puesto de trabajo. Aparte, igualmente importante es que el jefe o directivo tenga claro que tiene la ayuda de este trabajador y que es capaz de aportar soluciones a los posibles problemas que puedan surgir en el día a día de la actividad.

Fundamental es saber qué espera la empresa de uno mismo para tratar de responder a esos objetivos que hay que intentar superarlos, por lo que conviene ser autoexigente y hacer reflexiones periódicas para comprobar que el trabajador no se desvía de esos objetivos.

Relaciones

El trabajador también puede seguir otra serie de pautas como evitar los conflictos en el seno de la empresa. Para ello, es aconsejable mantener buena relación con el resto de compañeros o de empleados en la empresa. Tampoco es conveniente manifestar discrepancias con el jefe de forma abierta y excesivamente clara. Hay que saber expresar las diferentes opiniones sin poner el puesto de trabajo en juego.

Y también es necesario hacerse ver y venderse de forma adecuada para que se conozca el trabajo bien hecho que se ha realizado, sobre todo, si la actividad que se efectúa está directamente relacionada con la cuenta de resultados económicos de la empresa.

E igualmente importante es relacionarse con otros posibles empleadores porque así se pueden tener opciones laborales en el caso de que, al final, la empresa decida prescindir de ese puesto de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *