Cómo buscar empleo en 2013

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las previsiones del Gobierno de España apuntan a que será a finales del año 2013 cuando se empiece a generar empleo y comenzarse a solventar el problema del paro. No obstante, hasta que llegue ese trimestre pueden producirse algunas oportunidades laborales. Sólo hay que saber dónde y cómo se debe buscar empleo y localizar esas ofertas profesionales.

Y es que, aunque no se prevé que sea fácil encontrarlo, es preciso intensificar la búsqueda y abrirse a más canales para conseguir ese objetivo.

Las claves

Lo primero hay que ser consciente de que buscar empleo es un trabajo en sí mismo. De esta manera, es importante fijarse un horario para mirar las posibles ofertas de empleo que se publiquen a través de los diferentes canales como periódicos, páginas de empleo, redes sociales y profesionales, ofertas de empleo público y bolsas de trabajo.


No hay que olvidarse de consultar las empresas de trabajo temporal o de las consultoras de recursos humanos ni las ofertas que se pueden canalizar a través de las oficinas de empleo u otros servicios laborales de la localidad en la que se vive y que se prestan a través de diferentes asociaciones y entidades. Otra opción son los colegios profesionales para todas aquellas profesiones colegiadas.

Y tampoco se debe obviar enviar el currículo a aquellas empresas que suelen precisar trabajadores, aunque sea de forma temporal. Una posibilidad que hoy en día no está en boga, pero que en algunas ocasiones da un buen resultado.

Por supuesto, no pueden faltar los contactos profesionales, compañeros de trabajo antiguos, amigos, familiares… porque pueden conocer alguna oferta de empleo que pueda ser de interés.

Reciclarse

No obstante, un punto importante para que esta búsqueda sea efectiva y pueda dar buenos resultados es conocer si realmente se tienen posibilidades profesionales hoy en día con esa profesión o bien ha desaparecido como consecuencia de la crisis o de los cambios que se van produciendo en la sociedad.

De esta manera, es fundamental hacer esta reflexión y análisis. En el caso de que la profesión exista, hay que continuar con la búsqueda. Pero, si no es así, es preciso reciclarse profesionalmente. Para ello, se pueden buscar oportunidades laborales en sectores y actividades afines o bien acudir a orientadores profesionales para que asesoren sobre cómo se puede hacer esa reconversión profesional y qué otras profesiones podrían desempeñarse.

Unas claves que hay que seguir obligatoriamente, pero que de nada servirán si uno pierde la motivación. Y es que estar motivado es la piedra angular para conseguir el objetivo marcado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *