Cómo conseguir empleo con la autocandidatura


Una de las posibilidades que hay para conseguir un empleo es presentar la autocandidatura. Es una vía que ofrece, hoy en día, un menor éxito que otras como las redes sociales o procesos de selección de agencias de Recursos Humanos, pero que tampoco hay que menospreciar. Y es que las personas que buscan un puesto de trabajo pueden utilizar también este método. Sólo tienen que saber bien las claves de presentarse a sí mismo como candidato.

De hecho, son varios los aspectos que se deben tener en cuenta como, por ejemplo, a quién se le envía, optando siempre por reclutadores y personas encargadas de los procesos de selección, y la empresa a la que se remite. Son dos elementos fundamentales para tener éxito y conseguir el objetivo.

Las claves

Lo más importante es tener muy claro en qué tipo de empresa se quiere trabajar y de qué sector. Una vez dado este paso, lo fundamental es enviar la autocandidatura a aquellas compañías que se sepa que tienen una alta rotación en los puestos de trabajo o bien que pueden precisar de personal adicional en determinadas épocas del año.

De esta manera, el currículo habría que enviarlo coincidiendo con ese período o bien, en el caso de la rotación, en cualquier momento porque puede haber vacantes de forma continuada.

También es muy importante hacer en el envío a grandes empresas que tengan su propia bolsa de trabajo porque es habitual que tengan puestos de trabajo para cubrir y tienden a acudir a su propia base de datos cuando tienen necesidad de personal.

Tampoco hay que olvidarse de las empresas de trabajo temporal, agencias de Recursos Humanos, headhunters…, entre otras opciones, porque clasifican y guardan el currículo para cuando precisen personas con ese perfil.

Son opciones todas ellas que se deben tantear en primer lugar para luego centrarse en el resto de compañías del tejido empresarial. De esta manera, no hay que hacer envíos indiscriminados ni priorizarlos a todas aquellas empresas de las que no se sepa que hay ofertas de empleo vivas o que no tienen una alta rotación en la plantilla, puesto que el currículum corre un mayor riesgo de que se guarde y que se opte por hacer otro tipo de procesos de selección o bien que se elija entre los últimos CV llegados porque se tiene la certeza de que están actualizados y esas personas tienen disponibilidad para trabajar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *