Cómo decir que no a un superior en el trabajo


En el trabajo existe una jerarquía: el jefe manda y el trabajador obedece. Sin embargo, no todo es tan simple, ni tan sencillo puesto que en base a esta jerarquía existen personas que se confunden y pierden de vista que el hecho de ser un trabajador no implica no tener libertad, capacidad de decisión y un criterio propio a la hora de decir que no a algo que va en contra de la propia ética personal, va en contra de tus derechos como trabajador y de tus obligaciones, o incluso, es algo que no quieres hacer porque crees que no tienes que hacerlo. Aprender a decir que no siempre es todo un reto pero todavía más cuando el destinatario de esa negativa es un jefe. ¿Cómo decir que no a un superior y no tener miedo?

En primer lugar, asumiendo las consecuencias de todas las decisiones que das en tu vida laboral. Si estás convencido de que en realidad, crees que decir que no a algo es lo mejor que puedes hacer en ese momento, entonces, justifica tu decisión, explica tu opinión de una forma asertiva, y educada en primera persona.

No puedes vivir siempre con el miedo al despido porque en realidad, tu jefe no es tu enemigo. La mayoría de los jefes son comprensivos, por tanto, pon en práctica tu inteligencia emocional, y hazte entender cuando le dices que no a algo. Siempre es importante explicar el motivo concreto y razonar. Por otra parte, recuerda que no estás rechazando a la persona que te hace la propuesta, sino a la propuesta en sí misma.

También es importante poner límites al jefe cuando te pide algo que no resulta realista. Por ejemplo, si cinco minutos antes de terminar el trabajo te pide que hagas una gestión que sabes que te lleva mucho tiempo, entonces, dile claramente que la harás al día siguiente. El problema no es hacer algo un día puntual, sino malacostumbrar las personas al punto de caer en el servilismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *